Carta de unos padres discriminados por laicos

Colegio San Francisco.

1ª hora de la 1ª clase de cualquier día. 1º de Primaria

DULCE MADRE

NO ALEJES TU VISTA DE MÍ

NO TE APARTES

VEN CONMIGO A TODAS PARTES

NUNCA SOLA ME DEJES.

MARÍA. DUDO.

TENGO MIEDO

PERO ESTANDO CONTIGO

TODO CAMBIA.

Con esta “poesía” se despacha Sita, la profesora de mi hija, que no es la profesora de religión católica.

Mi hija(6 años) es el/la únic@ alumn@, que, por decisión de nosotros sus padres, no asiste a clase de religión.

Nosotros sabemos que para nuestra hija, supone un tráuma, separarse de sus compañeras en la clase de religión.

Lo soportamos porque queremos que nuestra hija, madure con la conciecia libre de contaminación. Pero como podemos observar, poco respetan la voluntad de los padres, esta gente que tanto respeto piden.

El Colegio San Francisco, a pesar del nombre, es un colegio “laico” de esos que hay tantos en Extremadura.

Y yo me pregunto. ¿Hasta cuando este adoctrinamiento a la fuerza?.
Laura Gonzalez y Manuel Zahínos

Anuncios

6 comentarios

  1. Pues mira, resulta que eso ya me ha pasado a mi, que tengo 62 años y dos hijas de casi 30 años una, y 27 y medio la otra. Y me pasó cuando estudiaban, con 8 y a0 años, en un establecimiento público de Oviedo. El colegio público La Hería. La solución que el centro adoptó fue, en una ocasión, hacerlas salir al pasillo mientras se impartía clase de religión (católica, naturalmente); hacerlas dibujar o estar calladas en clase, otras veces; salir a clase de ética, cuando eso fue posible. En resumidas cuentas: fueron una especie de apestadas en un establecimiento público, con crucifijos en las aulas, al que asistían niños educados por sus padres en otras creencias: musulmanes, testigos de Jehová, etc.
    Cuando me entrevisté con el director para pedirle explicaciones, me dijo que como la fe católica era la mayoritaria… De nada sirvió que le aclarara que en estas cuestiones no hay mayorías que valgan, que tenían derecho a recibir esa formación, siempre que se la impartieran en otro lugar y fuera del horario lectivo. Era un viejo cobarde, un asqueroso cobarde que se apoyaba en la masa de borregos ignorantes y sin criterio, que nunca hubieran apoyado mi postura, por más que no sintieran ningún interés real por las creencias en las que formaban a sus vástagos. Este es un país de mediocres, de gentuza sin criterio, que coloca en el poder a depredadores como los que mandan en la derecha que conocemos, y luego se pasa la legislatura quejándose de lo malos que son. Afortunadamente, mis hijas tienen criterio propio, son personas bien formadas, equilibradas. Eligen por sí mismas. No sé si eso las hará más felices, pero, al menos, serán más dueñas de sus errores y sus aciertos. En definitiva, amigo, nada nuevo bajo el sol.

    • Viendo los insultos e improperios que suelta me extraña que haya educado a sus hijas con criterio propio y bien formadas como usted dice, ya que si eso es lo que han oído desde pequeñas se moveran más por criterios sectarios que de la razón. Lo siento mucho por ellas. Rezaré por usted y por su familia! Le molesta? Pues lo siento, pero rezare porque es lo que me han enseñado a mí y lo que yo libremente he optado por vivir, no a insultar. Al final parece que los adoctrinadores son ustedes que insultan a quienes no piensan igual mientras que nosotros esgrimimos razones. Un saludo y espero que algún día cambia de fondo y de forma

  2. […] sorprende, sinceramente, que estas cosas hoy en día, sigan sucediendo…  Me sorprende aún más que haya quien siga defendiendo el adoctrinamiento religioso en la […]

  3. Animo, yo tengo 44 años y me vi en la misma situación con mi hijo, que hoy tiene 17. Aguantamos, porque hay principios que no tienen discusión, como el derecho a salirse del rebaño. Resistid, en nuestro caso el ejemplo cundió, tampoco en exceso es verdad, pero poco a poco se fueron sumando padres que no se atrevian antes;al final de la primaria ya eramos 3 o 4. Son pequeños pasos para un ser humano pero quizá grandes para la humanidad.

  4. Sencillamente INDIGNANTE. Pero la culpa la tienen desde el director/a de turno hasta la Consejera de Educación (que va de laica), pasando los irresponsables de los inspectores (impostores). Es una pena. ¿Para cuándo una enseñanza pública laica? ¿Cuándo se van a respetar los derechos de todos los alumnos y va a dejar de haber niños marginados?
    Sra. Consejera, tome cartas en estos asuntos y no mire para atrás. Pare un poco de hablar de ordenadores y defienda los derechos constitucionales de sus estudiantes.
    También mis hijas pasaron por todo eso en los colegios: Camilo Hernández de Coria y Colegio de Prácticas de Cáceres.

  5. tenemos que manifestar di¡áa a di¡ía lo que pensamos, sin tenemos a nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: