Redes Cristianas recoge firmas por el laicismo

El grupo de voces católicas, pero críticas con la jerarquía eclesiástica, denuncia el “semiconfesionalismo encubierto”

La plataforma Redes Cristianas, que reúne colectivos disconformes con la jerarquía eclesiástica española, promueve un manifiesto abogando por la “independencia, respeto y colaboración” entre la Iglesia y el Estado. La agrupación, que aúna 150 grupos católicos españoles, ha empezado ya a recoger firmas para avalar el documento que será lanzado en septiembre, en el Congreso de Teología de la Asociación Juan XXIII. Desde su “doble pertenencia a la comunidad cristiano-católica y a la sociedad civil”, esta plataforma apuesta por el laicismo, y la superación del “semiconfesionalismo encubierto”.

<!–

El manifiesto está dirigido al Gobierno, y comienza criticando los los Acuerdos de 1979 con el Vaticano, a los que define como “el principal obstáculo a la separación entre ambas instituciones”, señalando que “están generando gran malestar” tanto en los sectores católicos como en los civiles. En esta misma línea, teólogos como Juan José Tamayo venían acusando tales pactos por conceder al clero unos “derechos” que en realidad son “privilegios”.

Necesidad de renovación
En el primer punto del manifiesto, el grupo cristiano denuncia la necesidad de renovación de estos acuerdos porque, “nacidos en situación de privilegio confesional católico, están afectando hoy a una sociedad religiosamente plural y ampliamente secularizada”. Por tanto, la formación hace un llamado a la Iglesia para que se acoja “al derecho civil que regula la vida asociativa en el Estado”.

No a los privilegios eclesiásticos
En el documento también se apuesta “por una laicidad plena que reconozca la autonomía de lo político y civil respecto a lo religioso, y que camine hacia la separación definitiva de la Iglesia y el Estado, reconociendo la igualdad de derechos y deberes, sin privilegios ni ventajas eclesiásticas, y garantizando las libertades fundamentales para todos”.

Una Iglesia desligada del Estado
“La Iglesia sólo será libre cuando esté clara y definitivamente desligada del Estado y se ponga decididamente al servicio de los pobres y excluidos de este mundo”, prosigue el manifiesto, que concluye, como vienen haciendo Tamayo y los teólogos más progresistas, instando “al Gobierno a que asuma responsablemente el espíritu constitucional que exige la emancipación de todo confesionalismo religioso”,

Al César lo que es del César…
La petición de Redes Cristianas finaliza citando al mísmisimo Jesús, cuya frase antológica sigue hoy más actual que nunca: ‘Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, exigen desde el grupo.

–>

El manifiesto está dirigido al Gobierno, y comienza criticando los los Acuerdos de 1979 con el Vaticano, a los que define como “el principal obstáculo a la separación entre ambas instituciones”, señalando que “están generando gran malestar” tanto en los sectores católicos como en los civiles. En esta misma línea, teólogos como Juan José Tamayo venían acusando tales pactos por conceder al clero unos “derechos” que en realidad son “privilegios”.

Necesidad de renovación
En el primer punto del manifiesto, el grupo cristiano denuncia la necesidad de renovación de estos acuerdos porque, “nacidos en situación de privilegio confesional católico, están afectando hoy a una sociedad religiosamente plural y ampliamente secularizada”. Por tanto, la formación hace un llamado a la Iglesia para que se acoja “al derecho civil que regula la vida asociativa en el Estado”.

No a los privilegios eclesiásticos
En el documento también se apuesta “por una laicidad plena que reconozca la autonomía de lo político y civil respecto a lo religioso, y que camine hacia la separación definitiva de la Iglesia y el Estado, reconociendo la igualdad de derechos y deberes, sin privilegios ni ventajas eclesiásticas, y garantizando las libertades fundamentales para todos”.

Una Iglesia desligada del Estado
“La Iglesia sólo será libre cuando esté clara y definitivamente desligada del Estado y se ponga decididamente al servicio de los pobres y excluidos de este mundo”, prosigue el manifiesto, que concluye, como vienen haciendo Tamayo y los teólogos más progresistas, instando “al Gobierno a que asuma responsablemente el espíritu constitucional que exige la emancipación de todo confesionalismo religioso”,

Al César lo que es del César…
La petición de Redes Cristianas finaliza citando al mísmisimo Jesús, cuya frase antológica sigue hoy más actual que nunca: ‘Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, exigen desde el grupo.
http://www.elplural.com/macrovida/detail.php?id=21944

Anuncios

Una respuesta

  1. QUE HAY DE MI DERECHO A: PROFESAR MI FE DONDE QUIERA QUE SEA, SER ATENDIDO POR UNO DE MIS SACERDOTES, DE QUE EL ESTADO ME RECONOZCA A MI Y A LOS QUE COMO YO CONTRIBUIMOS A LA VERDADERA PAZ Y A LA FELICIDAD DE LAS PERSONAS. Los acuerdos I. EST. son la manifestación de la voluntad general. Y como dijo el padre del contractualismo, sí la voluntad individual de alguien va contra la general, la individual es la que se equivoca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: