Carta a la Consejera de Educación de Extremadura

Sra. Consejera de Educación de Extremadura:
Habiendo leído el Decreto (115/2008 de 6 de junio) por el que se estable el currículo de Bachillerato en Extremadura (D) denunciamos, por no atenerse a la Constitución, lo siguiente:
En la Disposición Adicional segunda (enseñanza de religión) punto 2, dice así:
“La Consejería competente en materia de educación establecerá el procedimiento para que, al inicio del curso, los alumnos mayores de edad y los padres o tutores de los alumnos menores de edad puedan manifestar su voluntad de recibir o no recibir enseñanzas de religión.”
Denunciamos este apartado porque obliga a declarar sobre la religión, a los padres…, en contra del articulo
16.2. de la Constitución española que dice: “Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.”.
También en el artículo 10.2. la Constitución española reconoce que estos derechos fundamentales se
interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos…, ratificados por España.
En su artículo 18, la Declaración Universal de 1948 dice:
“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.”
Queda claro que toda persona, ejerciendo su derecho, es libre de manifestar su religión o su creencia y por tanto no puede ser obligada a marcar ninguna casilla para optar o no por la enseñanza de religión.
La religión es una materia optativa y sólo tienen que manifestar su voluntad de recibir dicha enseñanza aquellos que lo deseen y no obligarles a hacerlo público en un documento en contra de su voluntad.
Aquel que no quiera recibir enseñanzas de religión no tiene que hacer nada, nada de nada, (sólo tiene que manifestarlo quien lo desee) y mucho menos tener que decir que no, de ninguna manera.
Todo lo anterior vale para el punto 12.2. de la Propuesta de Organización y Horario del Bachillerato en
Extremadura (P) que dice:
“Al inicio del curso, los padres o tutores o el alumnado que sea mayor de edad harán constar en el impreso de matrícula su voluntad de recibir o no enseñanzas de religión”.
En este párrafo han sido ustedes más categóricos, no dejando lugar a dudas la conculcación de los derechos constitucionales anteriormente mencionados.
Por tanto, en principio, sobra: “o no recibir” (en D) y “o no” (en P). La forma de manifestar la voluntad de recibir enseñanzas de religión no tiene por qué ser la de marcar una casilla en un documento oficial.
Prueba de ello (de estos polvos… ) lo tenemos en el IMPRESO DE MATRÍCULA OFICIAL, de bachillerato, del IES “Universidad Laboral” que tiene impreso lo siguiente:

MARCA UNA OPCIÓN:
Deseo cursar Religión,
No deseo cursar Religión

Exigimos que rectifiquen el Decreto y la Propuesta y que retiren todos los impresos de matrícula oficial de los Centros que incumplan la Carta Magna.

Cáceres, miércoles 2 de julio de 2008
ASOCIACIÓN EXTREMEÑA POR LA LAICIDAD Y LA LIBERTAD DE CONCIENCIA

¡Ni un paso atrás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: