¡VAMOS A CELEBRAR EL CARNAVAL!

Amigos y amigas: ¡Tenemos que celebrar nuestro Carnaval laico! Por eso te esperamos en el Ateneo de Cáceres este sábado a partir de las 23 h donde se celebra un baile de disfraces. Y ya desde allí, a la hora que convengamos, nos iremos al centro de la ciudad donde también hay más fiestas por la parte antigua de la ciudad.

Y como somos laicistas vamos a jugar a darle la vuelta al mundo, aportando nuestracrítica sutil. Ya contamos con la Madre Superiora de las “Monjas consagradas al Santo Prepucio del Señor”  y con todo un Príncipe de la Iglesia y Cardenal (de rojo como no puede ser de otra forma). Y sabemos de buena tinta que Luis Gibello se encarga de aportar la milicia cristiana, que nunca sobran los soldados de dios. Y ahora un poquito de historia: Durante siglos fue prohibido el Carnaval por la Iglesia. Durante siglos se pretendió que, especialmente entre las comunidades campesinas, los labriegos no se acogieran a unas fiestas donde el vino, la alegría, el ruido y el engaño predominaban.

Engaño en el sentido de que todos se disfrazaban con los que tenían a mano, se escondían la cara, se la pintaban y salían a la calle a hacerse burlas los unos a los otros. También se pretendió cristianizar la fiesta. Se quiso que el carnaval derivase de la palabra “carne-levare”, es decir, “abandonar la carne”… ¡Justo lo contrario de su pretensión, pues es ésta una fiesta dedicada a la carne y el placer!. Pero al final el carnaval se rebeló como una fiesta antiquísima, cuyas raíces se hunden en el paganismo más antiguo, tal vez como celebración a la diosa celta de las habas y el tocino Carna, o a las fiestas indoeuropeas en honor a Karna, el hijo del Sol, o en el ofrecimiento de la carne al dios Baal (carna-baal)… en todo caso siempre era una fiesta donde todo vale. ¡Todo vale! El carnaval más puro lo celebraron griegos y romanos. Durante las Saturnalias y las Bacanales y Dionisíacas los criados se disfrazaban de amos, los amos de criados, los togados de soldados y los soldados de togados. Frente a la represión de la sexualidad, el goce. Y ya en el cristianismo, frente a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma, el desenfreno. ¡Y eso es lo que queremos cerebrar desde Cáceres Laica! Desenfreno, placer y fiesta. Como veis nosotros ya hemos dado ejemplo. Te esperamos.

No se puede soplar y sorber a la vez.

¡Con la iglesia hemos vuelto a topar, amigo Juliano!

¡Con la iglesia hemos vuelto a topar, amigo Juliano!

A veces no llegamos ni a la iglesia ya que ésta tiene a sus testaferros para frenar las pretensiones democráticas de los ciudadanos. El propio PSOE, tiene sus testaferros católicos y actúan como tales, siguiendo las órdenes de sus jefes espirituales. No me extraña que la jerarquía católica se jacte de tener a muchos de los suyos en puestos privilegiados. ¡Y tanto!
Hoy me he ido a la cama con la noticia de El Plural sobre la reunión de algunos católicos, con poder, influyentes…, con varios obispos en el centro de Espiritualidad de Galapagar ¿?
Después de la que ha caído con el recibimiento del individuo Bertone Maricone, teniendo que soportar comentarios para todos los gustos y de todos los frentes:

– Bertone recibió un tratamiento diplomático propio de los viajes de Estado. (El País)
– Gabilondo advierte: “Un despliegue casi humillante de brazos y piernas abiertas ante Bertone no nos congraciará con la Iglesia” (Cuatro)
– Definen asimismo a “monseñor Bertone” como un “diplomático experimentado, prudente y muy bien informado sobre el desarrollo de una ofensiva laicista contraria a la Constitución y a la realidad histórica y social de España”. (ABC)
– Bertone pone al gobierno español a caldo, en la sede de la Conferencia Episcopal, el día después arropado de todos los obispos españoles.
– …llama a la puerta de casa un señor de morado que asegura representar a Dios y no hay otro remedio que recibirle, que agasajarle, que darle la razón, que invitarle a comer. Es tal el terror que nos inspira, que lo recibe el presidente del Gobierno y la vicepresidenta y el ministro de Asuntos Exteriores y los Reyes y el Príncipe… ¿Estamos fumados o qué? ¿Qué hay que meterse en las venas o en la cabeza para participar de ese delirio? Ni el peyote, por lo que uno ha leído, produce estragos semejantes. Pues nada, el señor de morado se va con sus subvenciones debajo del brazo y… (Juan José Millás, Asombro. EP 20090206)
– Bertone, o no se pueden pedir peras al olmo. Enric Sopena, Público 20090206

Hace tiempo que pienso, por ahí lo tengo registrado, que ser socialista es incompatible con ser cristiano, no se puede servir al César y a Dios a la vez. Los cristianos lo llevaron a la práctica en su periodo de nacimiento en el imperio romano. Se negaron a adorar al César, al emperador. Después, cuando éste les abrió su puerta, pasaron a ser los emperadores.
No se puede uno comprometer con el mundo real y con el fantasmagórico mundo de ultratumba, es contradictorio. No se pueden defender las ideas socialistas (o cualquier otras ideas políticas democráticas) y, a la vez, pertenecer a un club religioso: con ideas antidemocráticas, regido por un dictador, con normas no democráticas, homófobo, machista, materialista impenitente, rebosante de riquezas infinitas, con ansias de poder, que quiere dominar este mundo y el suyo le importa un pimiento, que juega a hacer política diariamente, que no defiende los derechos universales, que no expulsa de su seno a los dictadores, pederastas, fascistas, negacionistas, asesinos…, que juega a ser estado siendo una religión, con la historia más negra y roja de todos los tiempos, intolerante… Un club religioso para no imitar en lo más mínimo. Donde tiene mayoría exige privilegios y donde apenas existe reclama igualdad. No se puede tratar igual lo desigual –dice Bertone Maricone.
Todo lo que toca, la religión, lo pudre. Allí donde se instala surge el problema, el conflicto, la guerra. Jerusalén puede servirnos de ejemplo, “convive” con sus primos hermanos, los tres clubes del libro, y no hay quien pueda vivir tranquilo. Es la zona más tensa de este mundo, el real. El otro que venden sólo existe para alimentar sus riquezas y bienestar. No seamos ingenuos, la iglesia católica sólo se conforma… con todo.
¡Y eso que predican el amor! ¡Qué paradoja, están siempre en guerra! Eso sí, una guerra muy santa.

Javier Escudero

Bajada de pantalones

Iba a titularlo “a un paso del integrismo” pero después de escuchar a Zapatero, lo de “laicismo moderado” me inclino directamente por la expresión que más he oído estos días para referirse al alarde de cinismo y a la desfachatez con que nuestro Gobierno se permite pasarse la supuesta aconfesionalidad amparada por nuestra Constitución y el principio de laicidad que pregona la Carta Universal de los derechos Humanos por el sitio donde guardan sus más avergonzantes miserias, si es que se puede considerar que a los miembros del Ejecutivo conservan algo de vergüenza, y en esto hay muchas opiniones, porque hay que tener mucha cara o muy poca vergüenza para llamarse socialista y chanchullear con los Obispos arreglos como el que acaban sellar el Gobierno de ZP con el Vaticano, eso sí, bajo estrictísimo secreto.¡Si Pablo Iglesia levantara la cabeza y viera a sus “pupilos” bajo palio, y compartiendo “cama” con la mismísima iglesia que se “entendía” con Franco!.
Pero quiero felicitar una vez más a la “Jerarquía” eclesiástica por su habilidad para anular al PSOE, Gobierno incluido. No puedo decir tanto de Zapatero y su partido que demuestra nuevamente su torpeza manteniendo a la Iglesia Católica unos privilegios y una financiación que esta usa para propagar su integrismo reaccionario y machacar, desde sus púlpitos y medios, las escasas políticas progresistas del ejecutivo pesoísta.
Imagino que, siguiendo la dinámica, los Obispos ya estarán preparando la próxima envestida, da igual de que ley vaya a tratarse, futura moneda de cambio para la siguiente negociación con el Gobierno -así nos luce el pelo-, mientras que ZP ya andará ensayando, y nunca mejor dicho, la próxima bajada de pantalones.

Fernando Pastor en el Ateneo Cacereño

Fernando Pastor ha estado en el Ateneo cacereño. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Valladolid ha fallado a favor de la demanda presentada por éste, en representación de la Asociación de la Escuela Laica, para que fueran retirados los símbolos religiosos del Colegio Público  “Macías Picavea” de Valladolid donde estudia su hija y Pastor nos dió las claves de tanta perperversión y acusación de los catolibanes recalcitrantes que le acusan hasta de poner en peligro la Navidad y la Semana Santa.