Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado

 

CÁCERES LAICA APOYA ESTE MANIFIESTO Y SE SUMA A LA INICIATIVA DE MHUEL

 

                   CONSIDERANDO

Que el Estado español es un Estado aconfesional, tal como queda expresado en el artículo 16.3 de la Constitución española

Que, sobre esta misma base, todas las instituciones del Estado y todos los cargos y representantes electos para tales instituciones han de ser en calidad de tales aconfesionales

Que los recintos, símbolos, actos y celebraciones relacionados con el desempeño del cargo de esos representantes deben ser igualmente aconfesionales

 

                     ES PRECISO

  1. Que en el acto de toma de posesión de cargos institucionales no haya objetos, símbolos y fórmulas pertenecientes a alguna confesión religiosa
  2. Que en el caso de haber por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales, se decida no tomar posesión del propio cargo en ese acto
  3. Que en el caso de darse por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales y haber decidido no tomar posesión del propio cargo en ese acto, se reclame otro acto de posesión del propio cargo exclusivamente aconfesional
  4. Que las celebraciones y ceremonias públicas  sean aconfesionales
  5. Que en los lugares pertenecientes a la institución para la que se haya sido elegido no haya ningún símbolo confesional
  6. Que en las celebraciones privadas confesionales no haya presencia de cargos públicos del Estado, en calidad de tales y en cualquiera de sus niveles.
  7. Que los representantes del pueblo, elegidos por el pueblo, declaren y proclamen públicamente su voluntad firme e incondicional de llevar a cabo todas estas propuestas, en la medida y en el nivel que correspondan a su cargo

Así mismo adjuntamos este informe sobre la postura oficial de los partidos políticos aragoneses -remitido por  Antonio Aramayona, Coordinador de MHUEL-, en relación con el Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado, elaborado por MHUEL y enviado a cada Partido solicitando respuesta institucional donde se puede comprobar tras las próximas elecciones qué hacen o dejan de hacer en la toma de posesión de sus cargos, si asistirán o no a las celebraciones confesionales y si mantendrán símbolos religiosos en espacios públicos de su labor o sus ayuntamientos respectivos. O su incoherencia con lo que oficialmente han dejado escrito.
 
+++++++++++++++++
 
INFORME SOBRE LA POSTURA POLÍTICA FUTURA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS ARAGONESES (PSOE, PP, IU. CHA, PAR) RESPECTO DEL MANIFIESTO POR LA LAICIDAD DE LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO, PROPUESTO POR MHUEL.
 
 
El Manifiesto. La asociación aragonesa MHUEL, Movimiento hacia un Estado Laico, envió el 6 de octubre de 2009 sendas cartas (se adjunta copia/modelo de la carta enviada) a los Presidentes y Coordinadores Generales de los Partidos Políticos que tienen cargos públicos electos (Cortes, Diputaciones y Ayuntamientos) en Aragón. Concretamente, Marcelino Iglesias, Luisa Fernanda Rudi, Nieves Ibeas, Angel Biel y Adolfo barrena. El texto fue el mismo para todos los destinatarios. En dicha carta se les solicitaba un posicionamiento institucional sobre el Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado (adjunto a este email). Más concretamente, se les pide allí su posicionamiento institucional sobre el comportamiento futuro de sus cargos electos en la toma de posesión de sus cargos, en su participación como tales en celebraciones de carácter confesional y en la presencia de símbolos religiosos en los lugares públicos donde ejercen sus cargos.
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
Hasta la fecha, estas son las respuestas recibidas por parte de dichos Partidos (en algunos casos –PSOE y PAR- quizá no deja de ser una respuesta el hecho de que no hayan contestado):
 
Partido Popular. En carta de fecha 30 de octubre de 2009 (adjunta a este email) la Presidenta Autonómica del PP Aragón, Luisa Fernanda Rudi Ubeda, comunica que  “la aconfesionalidad del Estado español está suficientemente garantizada por la Constitución y por la normativa que la desarrolla, así como por la práctica ciudadana e institucional que durante estos más de treinta años de democracia se ha consolidado” , así como también que “la libertad religiosa en España está garantizada”, acudiendo además al “reconocimiento sociológico de la mayoría de una determinada confesión religiosa”, cristalizada en “unas prácticas y valores culturales perfectamente compatibles con la aconfesionalidad del Estado”. De ahí que “no pueda compartir la mayor parte” del Manifiesto y “no le parezca necesario ni pueda aportar nada positivo a la convivencia”.
 
Izquierda Unida en carta de fecha 4 de noviembre de 2009 (adjunta a este email), suscrita por su Coordinador General, Adolfo Barrena, mediante la que “fija públicamente nuestra posición en relación con nuestra apuesta por un Estado y unas Instituciones laicas”, comunica que  “en la última reunión de nuestro órgano de dirección (Presidencia de I.U. Aragón) se aprobó, por unanimidad”  un neto posicionamiento por la laicidad plena del Estado Español, y se acuerda “instar a sus cargos públicos” un posicionamiento estrictamente laico en los actos de toma de posesión de sus cargos, así como en la participación de instituciones públicas en celebraciones confesionales,  tal como se propone en el Manifiesto de MHUEL.
 
Chunta Aragonesista declara en carta de fecha 12 de noviembre de 2009 (adjunta a este email) que la laicidad es uno de sus “principales valores y objetivos políticos”, tal como costa en su Ideario y en otros Acuerdos fundamentales de sus máximos órganos consultivos y ejecutivos. Recuerda asimismo toda unas serie de acciones relacionadas con y fomentadoras del laicismo sobre todo en el Ayuntamiento de Zaragoza,. Sobre estas bases, CHA asume y apoya “las propuestas expuestas en el Manifiesto” elaborado por MHUEL, a la vez que comunica “que es intención de la dirección del partido trasladar el citado Manifiesto para su debate al Comité Nazional, máximo órgano entre asambleas”.
 
 
Partido Aragonés Regionalista. Hasta la fecha, MHUEL no ha recibido no siquiera acuse de recibo de la carta y del manifiesto dirigidos al PAR:
 
Partido Socialista Obrero Español/Aragón. Desde la Presidencia del PSOE-Aragón y por sugerencia de algunos otros cargos socialistas, se nos aconsejó reenviar la carta y el Manifiesto por la laicidad de las instituciones públicas del Estado a la Secretaría General de Política Institucional de dicho Partido a fin de poder obtener quizá una respuesta sobre el posicionamiento del PSOE-Aragón sobre las propuestas de dicho Manifiesto. Tras dirigirnos varias veces y por diversas vías con tal fin según sus indicaciones, hasta la fecha no hemos obtenido respuesta alguna del PSOE-Aragón.

Ya era hora

COMUNICADO DE PRENSA DE CÁCERES LAICA

 

Ante la última polémica suscitada por las declaraciones del ministro de justicia, Francisco Caamaño, explicando  como una de las claves de la futura Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia, la regulación de la Libertad de conciencia, y su intención de legislar la obligatoria retirada de los símbolos religiosos de los centros públicos de estudio, y la respondiendo a la intervención del  teólogo Juan José Tamayo,  director de la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones en la Universidad Carlos III de Madrid, pidiendo que los símbolos religiosos se mantengan fuera de la esfera pública para “garantizar” el carácter laico del Estado y alcanzar la igualdad entre religiones en España, Cáceres Laica considera que la laicidad del Estado es el requisito imprescindible para una convivencia plural, que garantice la igualdad y la libertad de conciencia, y por tanto la neutralidad religiosa de las instituciones debe ser escrupulosa.

Nos sorprende que tenga que ser un teólogo católico el que, demostrando mayor sentido común, haya de marcar las pautas al Gobierno.

La asociación considera que el Estado debe ser garante de los derechos civiles, y que éstos, en ningún caso, deben supeditarse a las leyes “divinas” de las distintas religiones, y apoya la elaboración de una Ley de Libertad de Conciencia que permita desarrollar derechos como la eutanasia, o la interrupción del embarazo, que están siendo boicoteados por los sectores integristas de la iglesia católica. En este sentido recordamos que en su día prestamos nuestro respaldo al proyecto elaborado por la asociación laicista Europa Laica sobre Libertad de Conciencia que desarrolla todo el abanico de derechos afectados actualmente por limitaciones de índole religioso.

Las aulas,  los salones de Pleno de  los Ayuntamientos,  los despachos oficiales, o  las habitaciones de los hospitales son espacios públicos que deben ser iguales para todos y por tanto neutrales en materia religiosa, sin menoscabo alguno para las creencias personales de cada cual, si no todo lo contrario. Ya era hora de que en este País se planteara la defensa de este criterio, como garantía de igualdad. Aplaudimos cualquier medida en este sentido pero seguimos sorprendidos de que no se haya acometido antes, y esperamos que tomen nota algunos políticos que, contra su propio ideario políticos, siguen empeñados en que nada cambie después de treinta años de supuesta democracia, a cambio de cuatro votos.

Mila Carrero Sánchez

Periódico Extremadura

Extremadura al día

Fernando Pastor en el Ateneo Cacereño

Fernando Pastor ha estado en el Ateneo cacereño. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Valladolid ha fallado a favor de la demanda presentada por éste, en representación de la Asociación de la Escuela Laica, para que fueran retirados los símbolos religiosos del Colegio Público  “Macías Picavea” de Valladolid donde estudia su hija y Pastor nos dió las claves de tanta perperversión y acusación de los catolibanes recalcitrantes que le acusan hasta de poner en peligro la Navidad y la Semana Santa.

ASOCIACION ESCUELA LAICA. AYER DIO UNA CHARLA EN EL ATENEO

Rocio Cantero (entrevista elperiodicoextremadura.com)

Fernando Pastor: “La polémica por los crucifijos prueba el profundo significado de ese símbolo”

El nombre de Fernando Pastor se popularizó en noviembre, cuando un juzgado de Valladolid dictaminó a su favor y por primera vez en contra de la presencia de crucifijos en las aulas. Había denunciado tres años atrás que la prevalencia de este símbolo religioso conculcaba un derecho fundamental de su hija. Los crucifijos aún están en el aula. El habló ayer de todo el proceso en el Ateneo.

–¿Cuando se embarcó en el proceso judicial se imaginó la trascendencia que iba a tener?

–No pensábamos llegar a la vía judicial. Cuando mi hija comenzó Primaria vimos que había crucifijos presidiendo las aulas. No es lo mismo un crucifijo como objeto artístico en un museo o en las clases de Religión, que presidiendo continuamente la actividad educativa. Pedimos al colegio que se retiraran; como no lo hacían, pensamos que la administración educativa lo haría. Al no solucionarse, las únicas alternativas eran ceder o emprender la vía judicial, y lo hizo la Asociación Cultural Escuela Laica, a la que pertenezco.

–Tras el fallo judicial le acusaron de escamotear la Navidad.

–Fue un bulo de la directora del centro. Dijo que si le obligaban a quitar los crucifijos no habría fiesta de Navidad. Por eso me acusó a mí.

–¿Es comprensible que un objeto y su ubicación genere tal enfrentamiento?

–Que exista la polémica es prueba del profundo significado de ese símbolo. Y que exista polémica ya nos da la razón de que se trata de un símbolo confesional. Es lógica la polémica cuando hay un intento numantino de mantener un símbolo particular en un espacio que no es particular. Eso choca.

–¿La sentencia es firme?

–No, de hecho la Junta de Castilla y León la ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia.

–Entonces los crucifijos continúan donde estaban.

–Sí, aunque deberían haberse retirado aunque se recurra.

–La principal afectada en todo este caso es su hija. ¿Cómo lo vive ella?

–En los tres años y medio de proceso no ha habido problema porque no se nos hacía caso. Cuando sale la sentencia se produce un salto cualitativo por parte de quienes no están de acuerdo. Ahí sí hubo insultos.

–¿Teme que le perjudique a ella que el caso se prolongue?

–Sí, aunque hemos intentado cortarlo. En la primera semana tras la sentencia, hubo insultos hacia mí dirigidos a la niña. Pedimos a su tutora que interviniera y no ha habido más problema. Son niños.

–El cuestionamiento de la aconfesionalidad de las instituciones parece un debate de difícil solución.

–Sí, y es algo que ya tenía que estar solucionado. La Constitución es clara e inequívoca en dos principios: confesionalidad y neutralidad del Estado. Lo que pasa es que ninguna legislación lo ha desarrollado.

–También dice que cooperará con las confesiones y en especial con la Iglesia Católica.

–Claro. Eso significa, según la interpretación de todos los constitucionalistas, que el Estado tiene que procurar que todos los que tengan una confesión religiosa puedan practicarla. Que haya un sacerdote en el ejército para que si los soldados no pueden ir a misa tengan su asistencia.

–Muchas personas defienden que el crucifijo “forma parte de nuestra historia y nuestra cultura”.

–No es un símbolo cultural sino religioso, de ahí la polémica. España no es un país católico, lo son las personas. La verdadera cultura está en superar tradiciones discriminatorias.

–¿Cree el aval que el Supremo acaba de dar a Ciudadanía es un paso más hacia la materialización del Estado aconfesional?

–Creo que la asignatura está mal planteada y se ha aprovechado por los sectores ultracatólicos para plantear una batalla al Gobierno. Para nosotros es un tema desligado que no nos afecta, pero que quizás los jueces pueden tener en cuenta. Puede ayudarnos.

–¿Se ha arrepentido en alguna ocasión de iniciar el litigio?

–No. Me hubiera arrepentido después al pensar que por un problema de comodidad dejaba aparcada mis ideas y mis compromisos.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=423882

¿Cómo era eso de ‘Estado aconfesional’?

¿Cómo era eso de ‘Estado aconfesional’?

TRAS LA SENTENCIA DE LOS CRUCIFIJOS

Héctor Rojo Letón / Diagonal

La decisión judicial de retirar los crucifijos de un colegio de Valladolid vuelve a demostrar el peso que la Iglesia católica mantiene en espacio públicos, tras 30 años de la declaración de aconfesionalidad del Estado.

Martín León Barreto

La necesidad de la separación entre Iglesia y Estado ha vuelto a quedar en evidencia. Treinta años después de la aprobación de la aconfesionalidad del Estado, esta es una tarea pendiente. “Se estaban incumpliendo los artículos 14 y 16.1 de la Constitución, como se refleja en la sentencia: ‘El Estado no puede adherirse ni prestar su respaldo a ningún credo religioso ya que no debe existir confusión alguna entre los fines religiosos y los fines estatales”, explica Fernando Pastor, uno de los impulsores de la denuncia que realizó la Asociación Cultural Escuela Laica (ACEL) para que los crucifijos no se mantuvieran en el colegio público Macías Picavea de Valladolid.


Una sentencia que se hizo pública días antes de las celebraciones del 30º aniversario de la Constitución. Una demostración de la influencia que, más de 30 años después de finalizar el régimen nacionalcatolicista, mantiene la religión católica en el Estado español. A pesar de la resolución del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid estos crucifijos continúan en su sitio. Al igual que en el colegio Isabel La Católica de dicha localidad, donde existe otra denuncia similar. Sigue leyendo

Escuela laica, Escuela para tod@s. Por una sociedad laica.

Escuela laica, Escuela para tod@s. Por una sociedad laica.

MANIFIESTO

Escuela laica, Escuela para tod@s
Por una sociedad laica.

La libertad de pensamiento, en su formación y expresión, es una de las bases fundamentales de cualquier sociedad democrática; debe estar especialmente garantizada en los espacios públicos y ser el pilar en el que se asiente el sistema educativo, haciendo realidad que dichos espacios sean neutrales, de todos, de nadie en particular.

Una sociedad abierta y plural se caracteriza por compartir espacios de convivencia entre personas de distintos pensamientos y creencias. Los espacios públicos deben ser, por tanto, un ejemplo de convivencia. Para que ésta pueda ser efectiva, sin discriminaciones, tiene que ser en base al respeto mutuo que solo se produce si nadie, si ningún colectivo por mayoritario que sea, trata de imponer, siquiera en el terreno simbólico, sus planteamientos.

Sin embargo éstos, como otros principios y derechos, son todavía hoy papel mojado como ha puesto de manifiesto la petición de la retirada de los símbolos religiosos del colegio público Macías Picavea. Después de más de tres años, dicha petición ha sido avalada por una sentencia judicial que reconoce que la presencia de símbolos religiosos presidiendo la actividad educativa en los centros públicos, vulnera derechos fundamentales amparados en la Constitución, compromete seriamente la neutralidad del Estado y contradice la Convención de Derechos del Niño, ya que en un centro docente se imparte enseñanza a menores que se encuentran en plena formación de su personalidad.

Las organizaciones abajo firmantes:

– Apoyan el contenido de la sentencia y lamentan la actitud de la Junta de Castilla y León que, cuando parecía que iba a actuar con coherencia anunciando que acataba la sentencia, ha bastado una indicación del Arzobispado de Valladolid para que haya cambiado de postura y decida recurrirla.
– Hacen pública su más enérgica repulsa por la campaña de acoso que están sufriendo los demandantes y las personas de su entorno, que están recibiendo insultos y todo tipo de coacciones, en un intento intolerable de desacreditar, amedrentar y silenciar sus acciones judiciales.
– Expresan su solidaridad con las personas acosadas, mostrándoles todo el apoyo para garantizar sus derechos.
– Reclaman el cumplimiento inmediato de la sentencia y exigen a los poderes públicos el cumplimiento de su deber, de proteger y garantizar los derechos fundamentales de las ciudadanas y de los ciudadanos.
– Significan que una sociedad laica no supone persecución alguna de las creencias religiosas, sino el más absoluto respeto hacia los diferentes pensamientos y creencias, en condiciones de igualdad y sin imposición alguna.
– Se comprometen a seguir trabajando por una sociedad laica como garantía de convivencia.

Valladolid, 15 de diciembre de 2008

Alternativa Universitaria, ADAVASYMT, Ateneo Republicano, A.C. Escuela Laica,
CGT, CNT, CCOO, Fed. AA. Vecinos “A. Machado”, FAPAVA, Foro Feminista, Fund. Triángulo, IZCA, IR, IU, Mujeres Castellanas, PCE, Sodepaz, STE´s, UJCE.

DERECHO Y RAZÓN VERSUS CRUCIFIJOS EN LAS ESCUELAS

La sentencia sobre la retirada de crucifijos en un colegio público de Valladolid ha desatado una tempestad de los nostálgicos de la dictadura. El problema es si la sociedad está dispuesta a exigir el cumplimiento de la Constitución en su exigencia del respeto a la libertad de conciencia de todos sus ciudadanos o a mantener en los hechos las reminiscencias de los Principios del Movimiento. Porque la presencia de los crucifijos en la escuela pública no es más que la herencia de la imposición de ellos por la dictadura. En la República no estaban. Sigue leyendo