POR UNOS MUNICIPIOS LAICOS

L@S COMPAÑER@S DE MHUEL NOS MANDAN ESTO:

El sábado, 29 de enero, la Corporación Municipal de Zaragoza, encabezada por el Alcalde, Juan Alberto Belloch, irá en comitiva oficial desde la Casa Consistorial hasta la Catedral católica de La Seo para asistir a una Misa Pontifical y a una procesión dentro del recinto de la catedral con motivo de la festividad de san Valero, patrón confesional de la ciudad de Zaragoza.

La asociación Movimiento hacia un Estado laico (MHUEL) lleva manifestando año tras año su desacuerdo y oposición a la asistencia de nuestros representantes institucionales en calidad de tales a actos y celebraciones confesionales, mediante la concentración pacífica de sus miembros y simpatizantes, mostrando en completo silencio sendas pancartas individuales donde puede leerse “Estado Laico”·, “Ayuntamiento Laico”, “Aragón Laico”, “Zaragoza Laica”, “España Laica”, al paso de la Corporación Municipal.

 

Contamos con la correspondiente autorización de la Delegación del Gobierno en Aragón.

 

Por ello, te convocamos a concentrarte y manifestarte el sábado, veintinueve de enero de 2011, desde las 10,15 a las 11,00 horas en la entrada de la Iglesia católica de La Seo, sita en la Plaza del Pilar, donde mostraremos al paso de la Corporación Municipal (hacia las 10,45 de la mañana) pacíficamente y en silencio sendas pancartas individuales con los mensajes antedichos.

 

Nos iremos encontrando a partir de las 10 de la mañana en la confluencia de la calle Jaime I con la Plaza de la Seo.

 

Te esperamos. Gracias”

 

Desde “Cáceres Laica” se viene desarrollando una campaña por la laicidad del ayuntamiento de Cáceres también asumida por “Extremadura Laica”.  Para apoyarla pincha en el vínculo situado en la columna derecha, copia el artículo, pégalo y envía una copia con tus datos a:

cacereslaica@gmail.comy otra a carmen.heras@ayto.caceres-es.

 

Extremadura Laica-Cáceres Laica respeta la visita del Papa como líder religioso, pero censura el hecho de que se camufle un viaje pastoral como visita de Estado, con el principal objeto de hacer recaer sobre el erario público la mayor parte del coste.

 

Entendemos que la ciudadanía no tiene por qué costear los viajes pastorales de quien viene a predicar en contra de leyes aprobadas por el Parlamento español y que representa a una Iglesia que entre otras cuestiones rechaza la igualdad entre hombres y mujeres, es homófoba, mantiene y protege a pedófilos, y ataca el uso del preservativo aunque mueran miles de personas de sida, el joven hitleriano que llegó a gerente de la Iglesia católica”.

 

Por ese motivo se suma e invita a tod@s  a participar en la campaña organizada por la organización Europa Laica que hará llegar al Papa una “factura en la sombra”con el coste de sus visitas a España.

 

La campaña y que ya está activa en internet a través de las páginas web europalaica.com y laicismo.org bajo el lema “Pásale factura al Papa”, recoge a través de un formulario los gastos pormenorizados de las próximas visitas de Benedicto XVI a España: 3 millones de euros en Santiago de Compostela, casi 2 millones en Barcelona y 25 millones para la Semana Mundial de la Juventud que se celebrará en agosto de 2011 en Madrid.

Asimismo respaldamos las quejas de los colectivos feministas que critican entre otros aspectos, que el Papa y la Iglesia nieguen “el derecho de cualquier persona a decidir sobre el propio cuerpo”, ya sea por cuestión de identidad sexual o por su intención de abortar.

 

Finalmente queremos reprobar la decisión del Gobierno de Zapatero de romper su compromiso de enviar al Congreso de los Diputados la propuesta de “ley de libertad de conciencia y religiosa”, que figuraba en su programa y que, además, se había aprobado en el Parlamento prolongando así la situación de enormes privilegios simbólicos, jurídicos, económicos, tributarios y en materia de enseñanza y servicios sociales de los que disfruta la iglesia católica en España, incluso  aumentando, durante su mandato, de forma escandalosa, la financiación.

 

EXTREMADURA LAICA-CACERES LAICA EXIGE LA INDEPENDENCIA DEL ESTADO RESPECTO DE CUALQUIER CONFESIÓN RELIGIOSA, LA DEROGACIÓN TOTAL DEL CONCORDATO DE 1953 Y LOS ACUERDOS CON LA SANTA SEDE DE 1979, UNA ESCUELA PÚBLICA Y  LAICA, LA AUTOFINANCIACIÓN DE TODAS LAS IGLESIAS Y QUE LA IGLESIA CATÓLICA DEJE DE PERCIBIR LOS MAS DE 10.000 MILLONES DE EUROS AL AÑO DEL ESTADO,  QUE LAS CONFESIONES RELIGIOSAS NO DISFRUTEN DE PRIVILEGIOS Y QUE SE SOMETAN AL PODER CIVIL, QUE LOS RESPONSABLES PÚBLICOS, EN FUNCIÓN DE SU CARGO, NO PARTICIPEN EN ACTIVIDADES DE TIPO RELIGIOSO, NI UTILICEN SIMBOLOGÍA RELIGIOSA EN SUS ACTOS DE CARÁCTER PÚBLICO, Y UNA LEY DE “LIBERTAD DE CONCIENCIA” QUE GARANTICE, EN CONDICIONES DE LIBERTAD E IGUALDAD, EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DEL CONJUNTO DE LA CIUDADANÍA.

Sin desperdicio

Interesante artículo de “el Pais”  de JUAN G. BEDOYA sobre la  NO Laicidad del estado Español,  que nos sirve de resumen y de recordatorio:

Lo viejo no acaba de morir, lo nuevo no acaba de nacer. Este es el estado de ánimo de los movimientos laicistas ante la anunciada reforma de la legislación sobre libertad religiosa, cuyo contenido adelantó EL PAÍS el domingo día 13. El Gobierno ha presentado los cambios de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 como un desarrollo de la “laicidad del Estado”. Entre otras medidas, prohibirá la presencia de símbolos religiosos -como el crucifijo cristiano- en edificios públicos y buscará una fórmula para que los llamados funerales de Estado sean civiles, sin ceremonias religiosas. También se propone extender a otras religiones de “notorio arraigo” privilegios que disfruta la mayoritaria confesión católica, a la que el Estado financia con unos 6.000 millones de euros anuales.


De esta cifra, 3.000 millones se destinan, según cifras oficiales, a sostener los colegios religiosos concertados, pero también se paga con dinero público el sueldo de obispos y sacerdotes; a los profesores de catolicismo en la escuela pública (unos 15.000); el salario de más de un millar de capellanes castrenses, hospitalarios y carcelarios, e incluso gran parte de la restauración o sostenimiento del ingente patrimonio histórico artístico de esa religión, la segunda propietaria inmobiliaria después del Estado.

“Es iluso creer que se avanza hacia la laicidad mientras persistan los privilegios de la Iglesia católica, acordados en Roma en la Navidad de 1979 por el ministro de Asuntos Exteriores español y el secretario de Estado de la Santa Sede”. “La tentación de extender los privilegios del catolicismo a otras religiones agravaría la confesionalidad encubierta del Estado”. “España es ahora un Estado aconfesional con querida. Mañana podemos ser un Estado aconfesional con cuatro o cinco mantenidas más, es decir, habremos retrocedido en laicidad y neutralidad religiosa”. Con esta contundencia se expresan los eclesiasticistas partidarios del laicismo y gran parte de los líderes de las religiones llamadas minoritarias, con tres o más millones de fieles.

Lo mismo opinan católicos de base que no viven “la laicidad como una amenaza contra la Iglesia, sino como una oportunidad positiva”. El Foro de Curas de Madrid incluso vislumbra en la laicidad el sueño de que su Iglesia acepte “mirar la modernidad sin ingenuidad o frivolidad pero con esperanza, descubriendo que la laicidad puede ser evangélica y teológicamente positiva”.

Enfrente, la jerarquía del catolicismo alza la voz con severidad contra las intenciones del Ejecutivo socialista. Los obispos consideran el laicismo un ataque a su Iglesia e, incluso, “un retroceso de la civilización y una aberración del ser humano”, y ven en las intenciones de los socialistas irreligiosidad, ateísmo o anticlericalismo. Aún confían en que el presidente Rodríguez Zapatero desista de la reforma anunciada tras entrevistarse en Roma con Benedicto XVI hace dos semanas.

El desencuentro entre jerarquía y sociedad civil empieza por la palabra laicidad, utilizada ahora por el Gobierno. ¿Qué es la laicidad? No hay definición formal. No existe la palabra en los diccionarios, ni siquiera en el de María Moliner, un “diccionario de uso”. Hay que acudir a la definición de laicismo para entenderse: “doctrina que defiende la independencia del hombre o la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa” (Real Academia Española).

“La laicidad es producto de una historia de luchas por la libertad religiosa y de conciencia, una historia limitada en el tiempo -dos siglos- y en el espacio -Occidente- durante la cual la vida política y social ha logrado emanciparse fatigosamente de las primitivas hipotecas confesionales”, afirma el historiador Ramón Teja, catedrático de la Universidad de Cantabria y presidente honorífico de la Sociedad de Ciencias de las Religiones.

Añade Teja: “Laicidad significa la existencia de un espacio público a disposición de todos los ciudadanos para ejercer sus derechos en condiciones de libertad y de igualdad, una ciudad de los hombres en la que haya espacio para todos, no una ciudad de Dios en la que solo haya lugar para sus creyentes”.

Teja subraya “las muchas dificultades” que hubo en el Concilio Vaticano II para el reconocimiento por la Iglesia católica de esa libertad e igualdad religiosa. “Hoy circulan en España y otros países católicos, como Italia, nuevas doctrinas que consideran inaceptable la equiparación de la religión católica con las otras confesiones. Se rechaza el principio de igualdad como criterio básico de la política del Estado en materia de cultos. Puesto que no resulta ya defendible por la Iglesia la teocracia, se recurre a la herencia y al Concordato con la Santa Sede para reclamar un trato privilegiado en materia de símbolos religiosos, financiación, educación, etcétera, y se pretende que las demás confesiones se contenten con ser toleradas”.

El catedrático Antonio Monclús, que acaba de dirigir un encuentro de religiones en el Instituto Cervantes de Tetuán, considera que la laicidad es “una dimensión central en ese diálogo entre culturas y en la Alianza de Civilizaciones”. “El laicismo es el mapa sobre el que se asientan las diferentes culturas. La laicidad es una característica esencial del Estado moderno. El Estado, laico, debe garantizar el derecho de cualquier cultura a expresarse y desarrollarse, desde la no confesionalidad de los poderes públicos. Los Acuerdos con la Santa Sede impiden que en España contemplemos hoy un mapa así de libre”, añade el también director de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo-Campo de Gibraltar.

El meollo del debate sobre el laicismo está en la financiación de las actividades del catolicismo. Nada hay más contradictorio con un Estado laico que el que la Hacienda pública ejerza de recaudadora de impuestos para sostener a una religión concreta. El Vaticano se comprometió en los Acuerdos de 1979 a que su Iglesia en España se autofinanciaría con el llamado “impuesto religioso”. Mientras tanto, Gobierno y episcopado acordaron un mecanismo transitorio de asignación tributaria mediante el IRPF. El plazo acabó hace dos décadas. En 2007, Rodríguez Zapatero aceptó la renuncia de los obispos a su compromiso de autofinanciación, e incluso les elevó un 34% (del 0,52% al 0,7%) el porcentaje de la cuota de IRPF que los católicos pueden destinar a su confesión, sin añadir un céntimo más que el resto de los contribuyentes.

El Gobierno no se propone reforma alguna en este asunto, y eso que los expertos de su propio entorno le han dicho que “financiar religiones es inconstitucional”. Es la conclusión del Laboratorio de la Fundación Alternativas, que dirige el ex ministro socialista Juan Manuel Eguiagaray. Muchos miembros del patronato de esa fundación pertenecen también al PSOE. El Tribunal Constitucional nunca ha entrado en el fondo de la cuestión porque nadie ha recurrido ante él el concordato; aunque sí ha resuelto algunas cuestiones de constitucionalidad por jueces relativos a aspectos puntuales.

“El marco de relaciones entre el Estado y la Iglesia católica es manifiestamente mejorable y en algunos casos profundamente inaceptable”, sostuvo Eguiagaray cuando la Fundación Alternativas presentó en sociedad su proyecto de Estatuto de laicidad. “El sistema vigente de financiación es inconstitucional. El acuerdo sobre asuntos económicos, de 1979, estableció un régimen temporal de financiación estatal de la Iglesia católica que, además de haber sido incumplido por ambas partes, resulta de difícil encaje en la definición de un Estado laico o aconfesional, ya que la financiación de las confesiones religiosas no puede entenderse como contenido del derecho de libertad religiosa, amén de que su mantenimiento únicamente en favor de la Iglesia católica supone una violación del principio de igualdad”, sostiene la Fundación Alternativas.

El informe había sido realizado por dos profesores de Derecho Eclesiástico, José María Contreras y Óscar Celador. Contreras ha sido director general de Asuntos Religiosos en el Ministerio de Justicia, un departamento que el Gobierno ha decidido eliminar.

Alejandro Torres, también profesor de Derecho Eclesiástico -en la Universidad Pública de Navarra-, hace estas cuentas. “La Iglesia católica lleva incumpliendo más de 30 años el compromiso de ‘lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades’ (artículo 2.5 del Acuerdo de Asuntos Económicos). Recordar esto no es anticlericalismo pues si dividimos los 250 millones de euros que percibe la Iglesia en concepto de Asignación Tributaria entre: 1) 44 millones de españoles, tocan cada español a 5,6 euros al año. 2) El 80% de esos 44 millones de españoles, que según el CIS se declaran católicos, tocan cada católico a 7,1 euros al año. 3) El 20% de esos 44 millones de españoles, que son católicos practicantes, toca cada católico practicante a 28,40 euros al año, menos de 50 céntimos por cada misa dominical.

Es poco dinero por cada fiel católico, pero los obispos se aferran al sistema de financiación pública porque desconfían, con razón, de la generosidad de sus fieles. Coinciden con el historiador William J. Callahan, de la Universidad de Toronto. “La tacañería del católico para sostener al clero es histórica. Las encuestas indican que, en práctica religiosa, la Iglesia católica española está viva y bien, como diría Jacques Brel. Pero las encuestas son engañosas. La religiosidad ha decaído en los últimos años”.

Frente a la versión de los obispos, que hablan de que los españoles son el 90% católicos, Callahan opone el dato de los que van a misa o hacen caso a las consignas de sus jerarcas. “El cálculo varía entre el 15% y el 25% de la población”, según el autor de La Iglesia católica en España.

El Ejecutivo tiene donde apoyarse si quisiera reformar el sistema de financiación. Esta es la tesis del profesor Fernando Amérigo, de la Universidad Complutense de Madrid y autor de La financiación de las confesiones religiosas en la UE. “A la hora de financiar a las confesiones religiosas hay dos grandes sistemas: los directos y los indirectos. Los sistemas directos (dotación presupuestaria, asignación tributaria, subvenciones directas o la creación de fondos estatales para el culto y clero) se caracterizan porque el Estado financia a las Iglesias mediante fondos públicos, es decir, considera la actividad estrictamente religiosa como parte del gasto público.

Los sistemas indirectos se basan en que el Estado facilita o promociona el sostenimiento económico de las confesiones a través de los ciudadanos de forma voluntaria. Es el caso de las desgravaciones fiscales a las donaciones, que se dan en Francia, Holanda o Portugal, o del impuesto religioso o cuota eclesiástica que se aplica en Alemania, Austria, Suecia o Finlandia.

Hay países donde las Iglesias se autofinancian -Reino Unido y Eslovenia- o donde se prohíbe la financiación de las confesiones, como Irlanda (si bien la Iglesia católica recibe allí ayudas en el sistema educativo). “Los sistemas directos son, en puridad, incompatibles con la laicidad del Estado, puesto que suponen una violación tanto de la separación como de la neutralidad”, sostiene Amérigo.

Alejandro Torres subraya otros beneficios fiscales. “Las viviendas o casas parroquiales de los ministros de culto de las confesiones que han suscrito un acuerdo con el Estado, y los huertos y jardines adyacentes, están exentas en el IBI. Eso es incompatible con los principios constitucionales de laicidad del Estado y de igualdad. Pese a que ‘ninguna confesión tendrá carácter estatal’ (artículo 16.3 de la Constitución), se da la paradoja de que los ministros de culto de las confesiones con acuerdo tienen un régimen fiscal mejor que el de los funcionarios. ¿Qué relación tiene el uso y disfrute de un huerto o jardín con el ejercicio del derecho fundamental de libertad de religiosa?”.

Otro privilegio: el que atribuye a las diócesis la Ley Hipotecaria (artículo 206) para la inmatriculación de inmuebles. “Si ninguna confesión tiene carácter estatal, y si la sentencia 340/1993 del Tribunal Constitucional prohíbe la confusión entre funciones y fines religiosos y funciones y fines estatales, ¿cómo es que los obispos católicos pueden emitir certificaciones de dominio, como si fuesen funcionarios dotados de fe pública?”, se pregunta Torres.

Juan José Tamayo, director de la cátedra de Teología en la Universidad Carlos III, en Madrid, y secretario general de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, concluye que el Gobierno se ha quedado “sin política propia” en cuestiones de laicidad. “La agenda se la marca otro Estado, el de la Ciudad de Vaticano….

Para leer entero Pincha en:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/laicos/nada/elpepusoc/20100703elpepisoc_1/Tes

Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado

 

CÁCERES LAICA APOYA ESTE MANIFIESTO Y SE SUMA A LA INICIATIVA DE MHUEL

 

                   CONSIDERANDO

Que el Estado español es un Estado aconfesional, tal como queda expresado en el artículo 16.3 de la Constitución española

Que, sobre esta misma base, todas las instituciones del Estado y todos los cargos y representantes electos para tales instituciones han de ser en calidad de tales aconfesionales

Que los recintos, símbolos, actos y celebraciones relacionados con el desempeño del cargo de esos representantes deben ser igualmente aconfesionales

 

                     ES PRECISO

  1. Que en el acto de toma de posesión de cargos institucionales no haya objetos, símbolos y fórmulas pertenecientes a alguna confesión religiosa
  2. Que en el caso de haber por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales, se decida no tomar posesión del propio cargo en ese acto
  3. Que en el caso de darse por imposición símbolos o ritos confesionales en el acto de posesión de cargos institucionales y haber decidido no tomar posesión del propio cargo en ese acto, se reclame otro acto de posesión del propio cargo exclusivamente aconfesional
  4. Que las celebraciones y ceremonias públicas  sean aconfesionales
  5. Que en los lugares pertenecientes a la institución para la que se haya sido elegido no haya ningún símbolo confesional
  6. Que en las celebraciones privadas confesionales no haya presencia de cargos públicos del Estado, en calidad de tales y en cualquiera de sus niveles.
  7. Que los representantes del pueblo, elegidos por el pueblo, declaren y proclamen públicamente su voluntad firme e incondicional de llevar a cabo todas estas propuestas, en la medida y en el nivel que correspondan a su cargo

Así mismo adjuntamos este informe sobre la postura oficial de los partidos políticos aragoneses -remitido por  Antonio Aramayona, Coordinador de MHUEL-, en relación con el Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado, elaborado por MHUEL y enviado a cada Partido solicitando respuesta institucional donde se puede comprobar tras las próximas elecciones qué hacen o dejan de hacer en la toma de posesión de sus cargos, si asistirán o no a las celebraciones confesionales y si mantendrán símbolos religiosos en espacios públicos de su labor o sus ayuntamientos respectivos. O su incoherencia con lo que oficialmente han dejado escrito.
 
+++++++++++++++++
 
INFORME SOBRE LA POSTURA POLÍTICA FUTURA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS ARAGONESES (PSOE, PP, IU. CHA, PAR) RESPECTO DEL MANIFIESTO POR LA LAICIDAD DE LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO, PROPUESTO POR MHUEL.
 
 
El Manifiesto. La asociación aragonesa MHUEL, Movimiento hacia un Estado Laico, envió el 6 de octubre de 2009 sendas cartas (se adjunta copia/modelo de la carta enviada) a los Presidentes y Coordinadores Generales de los Partidos Políticos que tienen cargos públicos electos (Cortes, Diputaciones y Ayuntamientos) en Aragón. Concretamente, Marcelino Iglesias, Luisa Fernanda Rudi, Nieves Ibeas, Angel Biel y Adolfo barrena. El texto fue el mismo para todos los destinatarios. En dicha carta se les solicitaba un posicionamiento institucional sobre el Manifiesto por la laicidad de las instituciones del Estado (adjunto a este email). Más concretamente, se les pide allí su posicionamiento institucional sobre el comportamiento futuro de sus cargos electos en la toma de posesión de sus cargos, en su participación como tales en celebraciones de carácter confesional y en la presencia de símbolos religiosos en los lugares públicos donde ejercen sus cargos.
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
Hasta la fecha, estas son las respuestas recibidas por parte de dichos Partidos (en algunos casos –PSOE y PAR- quizá no deja de ser una respuesta el hecho de que no hayan contestado):
 
Partido Popular. En carta de fecha 30 de octubre de 2009 (adjunta a este email) la Presidenta Autonómica del PP Aragón, Luisa Fernanda Rudi Ubeda, comunica que  “la aconfesionalidad del Estado español está suficientemente garantizada por la Constitución y por la normativa que la desarrolla, así como por la práctica ciudadana e institucional que durante estos más de treinta años de democracia se ha consolidado” , así como también que “la libertad religiosa en España está garantizada”, acudiendo además al “reconocimiento sociológico de la mayoría de una determinada confesión religiosa”, cristalizada en “unas prácticas y valores culturales perfectamente compatibles con la aconfesionalidad del Estado”. De ahí que “no pueda compartir la mayor parte” del Manifiesto y “no le parezca necesario ni pueda aportar nada positivo a la convivencia”.
 
Izquierda Unida en carta de fecha 4 de noviembre de 2009 (adjunta a este email), suscrita por su Coordinador General, Adolfo Barrena, mediante la que “fija públicamente nuestra posición en relación con nuestra apuesta por un Estado y unas Instituciones laicas”, comunica que  “en la última reunión de nuestro órgano de dirección (Presidencia de I.U. Aragón) se aprobó, por unanimidad”  un neto posicionamiento por la laicidad plena del Estado Español, y se acuerda “instar a sus cargos públicos” un posicionamiento estrictamente laico en los actos de toma de posesión de sus cargos, así como en la participación de instituciones públicas en celebraciones confesionales,  tal como se propone en el Manifiesto de MHUEL.
 
Chunta Aragonesista declara en carta de fecha 12 de noviembre de 2009 (adjunta a este email) que la laicidad es uno de sus “principales valores y objetivos políticos”, tal como costa en su Ideario y en otros Acuerdos fundamentales de sus máximos órganos consultivos y ejecutivos. Recuerda asimismo toda unas serie de acciones relacionadas con y fomentadoras del laicismo sobre todo en el Ayuntamiento de Zaragoza,. Sobre estas bases, CHA asume y apoya “las propuestas expuestas en el Manifiesto” elaborado por MHUEL, a la vez que comunica “que es intención de la dirección del partido trasladar el citado Manifiesto para su debate al Comité Nazional, máximo órgano entre asambleas”.
 
 
Partido Aragonés Regionalista. Hasta la fecha, MHUEL no ha recibido no siquiera acuse de recibo de la carta y del manifiesto dirigidos al PAR:
 
Partido Socialista Obrero Español/Aragón. Desde la Presidencia del PSOE-Aragón y por sugerencia de algunos otros cargos socialistas, se nos aconsejó reenviar la carta y el Manifiesto por la laicidad de las instituciones públicas del Estado a la Secretaría General de Política Institucional de dicho Partido a fin de poder obtener quizá una respuesta sobre el posicionamiento del PSOE-Aragón sobre las propuestas de dicho Manifiesto. Tras dirigirnos varias veces y por diversas vías con tal fin según sus indicaciones, hasta la fecha no hemos obtenido respuesta alguna del PSOE-Aragón.

CACERES LAICA SE SUMA A ESTA DECLARACIÓN:

 

DECLARACIÓN CONJUNTA

DE LA ASOCIACIÓN DEL ESTADO ESPAÑOL EUROPA LAICA Y

DE LA ASOCIACIÓN FRANCESA DE LA LIBRE PENSÉE

 

Reunidos en Hendaya (Francia) el día 31 de mayo de 2009, representantes de la Asociación Europa Laica y la asociación francesa Libre Pensée, con el fin de analizar la situación de la laicidad en España, en Francia y en el conjunto de los países de Europa, tanto desde el punto de vista social, como desde el punto de vista político y jurídico, así como programar acciones conjuntas encaminadas a defender la separación iglesias-estados en todos los países para una verdadera laicidad europea:

 

 

DECLARAMOS

1) Que reafirmamos el compromiso de nuestras dos organizaciones para exigir para todos los países de Europa:

–          La separación de las Iglesias y de los Estados afín de respectar la total libertad de conciencia

–          La financiación por parte de los estados de las confesiones religiosas, verdadera extorsión financiera.

–          La supresión de los delitos penales de “ofensa a los sentimientos religiosos” (el denominado “delito de blasfemia”)

–          La laicización integral de la Enseñanza pública, único modelos que debe recibir los fondos públicos.

2)

-Que rechazamos la utilización de conceptos como “culturas” o “civilizaciones”, que habitualmente sólo sirven para enmascarar el sometimiento de las conciencias individuales a dictados comunitaristas, que tratan de sustituir las múltiples identidades de las personas por una exclusiva característica dominante de categorización, que suele ser las religiosas.

-La realización de la laicidad en los diferentes países europeos, que es directamente proporcional a que  ninguna persona a se pueda sentir excluida o estigmatizada porque se reconozca de cualquier convicción religiosa o no religiosa.

Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas democráticas  para que defiendan con ahínco los conceptos básicos del laicismo, que no son otros que los de la misma esencia de la democracia, y ello, en contra los fanatismos  o interferencias de lobby(s) religiosos o de otra índole que traten de atentar contra la separación de los estados de las iglesias.

La total separación de las iglesias de los estados, significa una libertad democrática fundamental, que debe ser un principio aplicado a todos los países.

Hendaya, a 31 de mayo de 2009

El siguiente escrito fue presentado por Cáceres Laica ante la Junta Electoral

 

Cáceres Laica                                                                                                   

CIF G-10378966 DOMICILIO C/ Isla de Tenerife  Nº  20 1ºD

LOCALIDAD: Cáceres               PROVINCIA: Cáceres

 

EXPONE:

 

  1. Que en el local elegido por la Oficina del Censo Electoral de la provincia Caceres para albergar las mesas del distrito 4 Sección 3 Mesa Única y las mesas del distrito 4 sección 14 mesas A y B, se encuentra de forma prominente y ostentosa, en el propio local o accesos al mismo, simbología religiosa de la confesión católica, al tratarse de una capilla de Parroquia

 

  1. Que la jerarquía católica ha manifestado durante la campaña electoral unas directrices para orientar el voto de los ciudadanos, convirtiéndose de esta manera en actor político además de religioso.

 

  1. Que el carácter temporal del uso de estos locales por parte del Estado no puede esgrimirse para eximirlos del cumplimiento de los criterios de neutralidad ideológica y confesional que ha de tener toda actividad del mismo, más aún cuando están destinados a la participación política de todos los ciudadanos en el máximo ejercicio de soberanía popular.

 

  1. Que por el contrario, a la vista de diversos dictámenes de Defensores del Pueblo autonómicos, la colocación de un símbolo religioso en un local  electoral impregna de su significado a cuantas personas se encuentren en el citado local, obligando a éstas personas a soportar su identificación necesaria con un símbolo que no representa su creencia o convicción.

 

  1. Que, además, la designación por parte del Estado de locales con símbolos cristianos para el desarrollo del proceso electoral supone una confusión palmaria entre la acción del Estado y la de la Iglesia católica o sus organizaciones, y otorga carácter de oficialidad a esta confesión, violando el artículo 16.3 de la Constitución.

 

Por todo  ello

 

SOLICITA:

  1. Que se retiren, o se oculten de la vista, los símbolos religiosos que se encuentran en el local electoral y sus accesos.
  2. Que se recoja esta queja en el parte de incidencias de esta mesa.
  3. Que en futuros procesos electorales se excluya este local de los elegibles para acoger Mesas Electorales.
  4. Que se eleve esta instancia a la autoridad electoral competente.

 

Sin otro particular,

 

                                                Cáceres a 6 de junio de 2009

 

 

 

 

 

Fdo: Milagrosa Carrero Sánchez

Presidenta de Cáceres Laica.

NO MARQUES LA CASILLA EN LA DECLARACIÓN

SI ENTIENDES…

 

 

â               Que los fines de interés social son tan importantes que el Estado debe de financiarlos en base a los fines sociales a los que respondan y no dejarlos a la voluntad del contribuyente o a los vaivenes de la recaudación del IRPF,

 

â               Que es el Parlamento quien debe asignar y controlar el uso del presupuesto destinado a fines sociales.

 

â               Que el Estado debe evitar que la financiación de las ONG, sea usada por la Iglesia como instrumento de propaganda confesional.

 

 

 

Si lo consideras conveniente

 

… deja en blanco la casilla de asignación a fines sociales

 


SI OPINAS…

 

 

ð   Que ninguna convicción (sea religiosa o no) debe de ser privilegiada por el Estado.                          

 

ð   Que todos merecemos igual trato a la hora de pagar nuestros impuestos.

 

ð   Que los fieles de cada religión deben autofinanciar su culto y su clero.

 

 

NO marques la casilla de asignación a la Iglesia católica

 

 

 CAMPAÑA

 DE LA     

   RENTA 2008

 

   ALGUNAS RAZONES     

  PARA RECHAZAR

    LAS CASILLAS DE LA

     ASIGNACIÓN

     TRIBUTARIA

  

 

¿SABES QUE AUNQUE NO QUIERAS, FINANCIAS  A LA IGLESIA CATÓLICA CON TUS IMPUESTOS?                  

 

RESPECTO A LA CASILLA  DE OTROS FINES DE

INTERÉS SOCIAL

 

Quién/ o el que marca la casilla de la Iglesia católica:

 

n     Contribuye a confundir los asuntos del Estado (que son públicos) con los de la Iglesia católica (que son privados).

 

 

n     Disminuye su aportación a los gastos públicos para sanidad, educación, cultura, asistencia social, medio ambiente, servicios sociales, promocionar el empleo, etc.

 

 

n     Obliga al Estado a utilizar dinero de todos los ciudadanos y ciudadanas para financiar el culto y el clero, así como para mantener diócesis, seminarios, asambleas, congresos, realizar manifestaciones políticas y lanzar enormes y costosas campañas de propaganda.

 

n     Da razones para incluir más casillas en el IRPF para otras confesiones religiosas.

La existencia de la casilla:

ð    Atenta contra el mandato constitucional: “ninguna confesión tendrá carácter estatal” recogido en su artículo 16.3.

ð    Quebranta el principio de igualdad de los españoles ante la ley y de no discriminación por razones de creencias u opinión, contemplado en el artículo 14 de la Constitución.

ð    Incumple la obligación de sostener los gastos públicos de acuerdo con la capacidad económica, en condiciones de igualdad. Artículo 31 de la Constitución.

 

Si deseas contribuir a mantener tu religión, sin trampas, paga tus impuestos en igualdad de condiciones con todos los ciudadanos y ciudadanas. Y si perteneces a alguna confesión, financia a tu iglesia de forma directa.

Las iglesias se han de autofinanciar

______

Organizaciones que promueven esta Campaña

 

Europa Laica y sus grupos locales y territoriales.

Granada Laica y Andalucía Laica

Asoc. Laica Rivas-Vaciamadrid  /  Aranjuez Laico

Asoc. Cultural Escuela Laica de Valladolid / Cáceres Laica

Se suman:  Revolución Atea /

 

Quién/ o el que la marca:

 

Ø      Incumple la obligación de sostener los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica, en condiciones de igualdad. Artículo 31 de la Constitución.

 

Ø      Contribuye a que estos gastos sociales queden al margen de la discusión y control parlamentario. Así como al vaivén del contribuyente, que contrariamente a lo que ocurre con la casilla destinada a financiar a la iglesia católica, en este caso NO puede elegir a qué organización desea destinarlo, quedando a la discrecionalidad de su reparto por parte del organismo competente.

 

Ø      Acepta una coartada, cuya única finalidad es únicamente justificar la existencia de la casilla de la iglesia católica. Es decir tratan de hacernos cómplices de dicha coartada.

 

Ø      Destina una parte importante de ese dinero también a la Iglesia católica, a través de sus organizaciones. Hecho que, posiblemente, no es la voluntad de los contribuyentes que señalan la casilla:”a otros fines sociales”.

 

La financiación de estos fines sociales debe ser definida por el Parlamento y, por lo tanto, debe formar parte de la política del Estado, ateniéndose al interés general, de forma precisa y transparente.