Ya era hora

COMUNICADO DE PRENSA DE CÁCERES LAICA

 

Ante la última polémica suscitada por las declaraciones del ministro de justicia, Francisco Caamaño, explicando  como una de las claves de la futura Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia, la regulación de la Libertad de conciencia, y su intención de legislar la obligatoria retirada de los símbolos religiosos de los centros públicos de estudio, y la respondiendo a la intervención del  teólogo Juan José Tamayo,  director de la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones en la Universidad Carlos III de Madrid, pidiendo que los símbolos religiosos se mantengan fuera de la esfera pública para “garantizar” el carácter laico del Estado y alcanzar la igualdad entre religiones en España, Cáceres Laica considera que la laicidad del Estado es el requisito imprescindible para una convivencia plural, que garantice la igualdad y la libertad de conciencia, y por tanto la neutralidad religiosa de las instituciones debe ser escrupulosa.

Nos sorprende que tenga que ser un teólogo católico el que, demostrando mayor sentido común, haya de marcar las pautas al Gobierno.

La asociación considera que el Estado debe ser garante de los derechos civiles, y que éstos, en ningún caso, deben supeditarse a las leyes “divinas” de las distintas religiones, y apoya la elaboración de una Ley de Libertad de Conciencia que permita desarrollar derechos como la eutanasia, o la interrupción del embarazo, que están siendo boicoteados por los sectores integristas de la iglesia católica. En este sentido recordamos que en su día prestamos nuestro respaldo al proyecto elaborado por la asociación laicista Europa Laica sobre Libertad de Conciencia que desarrolla todo el abanico de derechos afectados actualmente por limitaciones de índole religioso.

Las aulas,  los salones de Pleno de  los Ayuntamientos,  los despachos oficiales, o  las habitaciones de los hospitales son espacios públicos que deben ser iguales para todos y por tanto neutrales en materia religiosa, sin menoscabo alguno para las creencias personales de cada cual, si no todo lo contrario. Ya era hora de que en este País se planteara la defensa de este criterio, como garantía de igualdad. Aplaudimos cualquier medida en este sentido pero seguimos sorprendidos de que no se haya acometido antes, y esperamos que tomen nota algunos políticos que, contra su propio ideario políticos, siguen empeñados en que nada cambie después de treinta años de supuesta democracia, a cambio de cuatro votos.

Mila Carrero Sánchez

Periódico Extremadura

Extremadura al día

Anuncios

ENCUENTRO LAICISTA INTERNACIONAL EN CÁCERES

Enhorabuena compañer@s. Ya tenemos organizado el primer encuentro laicista en Cáceres.  La suscrición es gatis pero es importante preveer el número aproximado de asistentes. Para más información pinchad ahí:

PRIMER ENCUENTRO LAICISTA CÁCERES LAICA-EUROPA LAICA

¡VAMOS A CELEBRAR EL CARNAVAL!

Amigos y amigas: ¡Tenemos que celebrar nuestro Carnaval laico! Por eso te esperamos en el Ateneo de Cáceres este sábado a partir de las 23 h donde se celebra un baile de disfraces. Y ya desde allí, a la hora que convengamos, nos iremos al centro de la ciudad donde también hay más fiestas por la parte antigua de la ciudad.

Y como somos laicistas vamos a jugar a darle la vuelta al mundo, aportando nuestracrítica sutil. Ya contamos con la Madre Superiora de las “Monjas consagradas al Santo Prepucio del Señor”  y con todo un Príncipe de la Iglesia y Cardenal (de rojo como no puede ser de otra forma). Y sabemos de buena tinta que Luis Gibello se encarga de aportar la milicia cristiana, que nunca sobran los soldados de dios. Y ahora un poquito de historia: Durante siglos fue prohibido el Carnaval por la Iglesia. Durante siglos se pretendió que, especialmente entre las comunidades campesinas, los labriegos no se acogieran a unas fiestas donde el vino, la alegría, el ruido y el engaño predominaban.

Engaño en el sentido de que todos se disfrazaban con los que tenían a mano, se escondían la cara, se la pintaban y salían a la calle a hacerse burlas los unos a los otros. También se pretendió cristianizar la fiesta. Se quiso que el carnaval derivase de la palabra “carne-levare”, es decir, “abandonar la carne”… ¡Justo lo contrario de su pretensión, pues es ésta una fiesta dedicada a la carne y el placer!. Pero al final el carnaval se rebeló como una fiesta antiquísima, cuyas raíces se hunden en el paganismo más antiguo, tal vez como celebración a la diosa celta de las habas y el tocino Carna, o a las fiestas indoeuropeas en honor a Karna, el hijo del Sol, o en el ofrecimiento de la carne al dios Baal (carna-baal)… en todo caso siempre era una fiesta donde todo vale. ¡Todo vale! El carnaval más puro lo celebraron griegos y romanos. Durante las Saturnalias y las Bacanales y Dionisíacas los criados se disfrazaban de amos, los amos de criados, los togados de soldados y los soldados de togados. Frente a la represión de la sexualidad, el goce. Y ya en el cristianismo, frente a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma, el desenfreno. ¡Y eso es lo que queremos cerebrar desde Cáceres Laica! Desenfreno, placer y fiesta. Como veis nosotros ya hemos dado ejemplo. Te esperamos.

Bajada de pantalones

Iba a titularlo “a un paso del integrismo” pero después de escuchar a Zapatero, lo de “laicismo moderado” me inclino directamente por la expresión que más he oído estos días para referirse al alarde de cinismo y a la desfachatez con que nuestro Gobierno se permite pasarse la supuesta aconfesionalidad amparada por nuestra Constitución y el principio de laicidad que pregona la Carta Universal de los derechos Humanos por el sitio donde guardan sus más avergonzantes miserias, si es que se puede considerar que a los miembros del Ejecutivo conservan algo de vergüenza, y en esto hay muchas opiniones, porque hay que tener mucha cara o muy poca vergüenza para llamarse socialista y chanchullear con los Obispos arreglos como el que acaban sellar el Gobierno de ZP con el Vaticano, eso sí, bajo estrictísimo secreto.¡Si Pablo Iglesia levantara la cabeza y viera a sus “pupilos” bajo palio, y compartiendo “cama” con la mismísima iglesia que se “entendía” con Franco!.
Pero quiero felicitar una vez más a la “Jerarquía” eclesiástica por su habilidad para anular al PSOE, Gobierno incluido. No puedo decir tanto de Zapatero y su partido que demuestra nuevamente su torpeza manteniendo a la Iglesia Católica unos privilegios y una financiación que esta usa para propagar su integrismo reaccionario y machacar, desde sus púlpitos y medios, las escasas políticas progresistas del ejecutivo pesoísta.
Imagino que, siguiendo la dinámica, los Obispos ya estarán preparando la próxima envestida, da igual de que ley vaya a tratarse, futura moneda de cambio para la siguiente negociación con el Gobierno -así nos luce el pelo-, mientras que ZP ya andará ensayando, y nunca mejor dicho, la próxima bajada de pantalones.

Cáceres Laica exige la retirada de los símbolos religiosos de los espacios públicos.

Crucifijos fuera de las Aulas

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 2 de Valladolid ha dictado una sentencia en la que obliga al Colegio Público Macías Picavea de Valladolid a retirar los símbolos religiosos de las aulas y espacios comunes del centro, por entender que vulnera los derechos fundamentales de nuestra Constitución. Concretamente el Ministerio Fiscal considera que se vulneran los artículos 14 y 16 de la CE (ver sentencia nº 288/2008).

La sentencia cita la reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional, en la que se recuerda que “el Estado se prohíbe a sí mismo cualquier concurrencia, junto a los ciudadanos, en calidad de sujeto de actos o de actitudes de signo religioso”, y se alude a “la laicidad y neutralidad del Estado”.

Por ello la sentencia indica que “el Estado no puede adherirse ni prestar su respaldo a ningún credo religioso ya que no debe existir confusión alguna entre los fines religiosos y los fines estatales. Nadie puede sentir que, por motivos religiosos, el Estado le es más o menos próximo que a sus conciudadanos”.

Al respecto cita la sentencia la Convención de Derechos del Niño de Noviembre de 1989, ratificada por el Estado español, y la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, de Enero de 1996, que indican que los niños son titulares plenos de sus derechos fundamentales, entre los que se encuentra la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Cáceres Laica al igual que otras organizaciones sociales, sindicales y laicistas, que forman parte de la Campaña Estatal por una ESCUELA LAICA, se felicitan por este fallo judicial, al tiempo que lamenta que hayan tenido que transcurrir más de tres años, desde que fuera solicitada la retirada de los símbolos , por el empecinamiento grotesco mostrado por la Consejería de Educación de Castilla León, derivando el problema, de forma ilegítima, al Consejo Escolar del Centro, ya que con su contumaz negativa ha contribuido a que se prolongara una situación, que como esta sentencia refleja, suponía una violación de derechos fundamentales de las personas.

Cáceres Laica espera que a partir de este fallo toda simbología religiosa, de cualquier tipo, salga de los espacios comunes de todos los edificios públicos, por higiene democrática, en beneficio de la libertad de conciencia y pensamiento, que nuestra Constitución inspira y que los poderes públicos del estado español sean los primeros en cumplir.

Cáceres Laica ha denunciado la presencia de símbolos religiosos, en concreto un crucifijo, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Cáceres, así como los crucifijos en las aulas del CEIP de Prácticas de la capital cacereña. Dándose el caso de que el citado colegio cargó con los crucifijos, del antiguo centro en obras, para colgarlos en las aulas del centro instalado, provisionalmente, en el IES Universidad Laboral de Cáceres.

Exigimos, particularmente, por la relación con la educación de la sentencia, a la Consejera de Educación de la Junta de Extremadura, Eva María Pérez, tome nota y actúe de oficio, dando las órdenes pertinentes para que se retire, de todos los espacios comunes, de todos los colegios públicos, cualquier símbolo religioso que vulnere los derechos fundamentales mencionados en dicha sentencia.

También deben tomar nota la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, por el partido socialista (PSOE), y todos sus ediles. Los socialistas se abstuvieron y los del PP votaron en contra de la retirada del crucifijo del salón de plenos. Sólo el edil de IU, partido que llevó la propuesta a iniciativa de Cáceres Laica, votó a favor de su retirada. De esta sentencia deducimos que dicha votación podría impugnarse por violar los citados derechos fundamentales. Por ello, entendemos que el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento es nulo de pleno derecho a pesar de haberse aprobado por mayoría. Cáceres, 23 de noviembre de 2008

Por la eliminación del “crucifijo” del Salón de Plenos del Ayto.

crucifijoplenoayto

Esta mañana la asociación laicista Cáceres Laica ha presentado en el registro la solicitud para exponer sus opiniones en el próximo Pleno Municipal del día 15.

Cáceres Laica considera que la neutralidad de los poderes públicos y de los espacios oficiales es el marco indispensable para que pueda existir libertad de Conciencia derecho recogido en el artículo 18 de la Carta Universal de los Derechos Humanos y en nuestra propia Constitución.

Cáceres Laica será así el primer colectivo de Cáceres que disfrute del nuevo Reglamento Orgánico Municipal que en su artículo 63 ofrece a los colectivos la opción de exponer sus opiniones ante el Pleno del Ayuntamiento.

Hoy se habla mucho de la Carta Universal de los Derechos Humanos, pero no todos están dispuestos a respetarla. El colectivo considera que la existencia de un crucifijo en el salón de Plenos del Ayuntamiento va contra el principio de Libertad de Conciencia que nos garantizan las Leyes siendo una costumbre obsoleta que impone el privilegio de unos cuantos sobre este principio.

registro

 

A/A Ilma. Sr. Alcaldesa – Presidente del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres

Doña Carmen Heras Pablo 
 
 

 “Cáceres Laica”

EXPONE 
 

Al amparo del Artículo 63 del Reglamento de Orgánico Municipal del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres (BO de Cáceres de 15 de abril de 2008, nº 72) que dice 

“63.2. Los colectivos ciudadanos, los órganos de participación ciudadana y los agentes económicos y sociales, constituidos para la defensa de los intereses generales o sectoriales, podrán efectuar, cuando así lo soliciten y siempre que sean autorizados por  la Presidencia, una exposición ante el Pleno de sus opiniones”. 

Nuestra Asociación, cumpliendo los requisitos exigidos en el artículo 63. 2a y 63. 2b del citado R.O.M. 
 

SOLICITA 
 

Poder intervenir en el Pleno del Excmo Ayuntamiento de Cáceres a celebrar en el mes de mayo para efectuar la siguiente petición: 

“Cáceres Laica, en virtud de la aconfesionalidad del Estado Español que proclama nuestra vigente Constitución Española de 1978 y de lo contenido en la solemne Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 en lo referente a laicidad, SOLICITA de la Ilma. Sra Alcaldesa de la Ciudad de Cáceres que retire del Salón de Plenos del Ayuntamiento el crucifijo situado encima del cuadro del Rey de España. 

Entendemos que el Salón de Plenos representa al conjunto de ciudadanos y ciudadanas al margen de su orientación religiosa y de conciencia. La presencia de un símbolo religioso concreto, en lugar un de honor, incluso por encima del retrato del Jefe del Estado, se hace acreedor a una dependencia del poder político de una opción religiosa que en ningún caso contempla ni aprueba el ordenamiento jurídico en nuestro país”.  Sigue leyendo

Carta a Carmen Heras

Ilustrísima señora:
 La asociación Cáceres Laica, …

Expone: 
 

Que nuestra asociación se define como laicista, entendiendo por laicismo la defensa del pluralismo ideológico y la libertad de conciencia en pie de igualdad como regla fundamental del Estado de Derecho y el establecimiento de un marco jurídico adecuado y efectivo que lo garantice y lo proteja frente a toda interferencia de instituciones religiosas que implique ventajas o privilegios.

Por ello se alinea con el resto de las organizaciones laicistas europeas que defienden la consideración del ciudadano individual como el único titular de la libertad de conciencia y la distinción entre la esfera de lo público, que concierne a todos y a cada uno de los ciudadanos, independientemente de sus orientaciones en materia de conciencia, y la esfera de lo privado, lugar de las creencias particulares. En consecuencia, propugna la estricta separación de las iglesias y el Estado.

Para el logro de una sociedad laica en su sentido genuino y pleno, nuestra asociación considera fundamentales los principios siguientes:

El individuo, en tanto que ciudadano, es el único titular de la libertad de conciencia, que debe ser protegida por el ordenamiento jurídico.

Toda fe o confesión religiosa es atributo de una conciencia individual, nunca de una entidad colectiva (pueblo, sociedad, estado o asociación). Es, pues, sólo la conciencia individual, tanto en la libertad de su fuero interno como en las actividades que ejerce en la vida práctica, la que tiene pleno derecho a ser protegida. Las entidades colectivas carecen de conciencia propia y no son, por lo tanto, sujetos de derecho en materia de libertad de conciencia. Los individuos miembros de entidades colectivas poseen el derecho a que se protejan sus convicciones en el espacio propio de dichas entidades, sin más límite que los principios de igualdad de todos los ciudadanos (igualdad positiva) y de orden público sin discriminaciones (igualdad negativa).

Por ello entendemos que: 

Los poderes públicos, en el ámbito de su soberanía (supraestatal, estatal o intraestatal), deberán ser no confesionales y neutrales en materia religiosa. Ninguna asociación religiosa podrá recibir privilegios, excepciones o estatutos diferentes de las normas del derecho común. El Derecho Público no deberá reconocer institucionalmente las religiones.

Los poderes públicos deberán proteger la libertad religiosa y de culto, entendidas éstas como un aspecto del derecho de los individuos a la libre conciencia sin discriminaciones de ninguna clase, no como derechos de las confesiones religiosas como tales.

Por todo ello
                       Solicita:

Que teniendo por presentada esta instancia ordene lo procedente para que  se suprima la presencia institucional de lo representantes públicos democráticos de esta ciudad, en calidad de tal, a las procesiones de semana santa y otros actos religiosos.  

Que se haga público el presupuesto en gastos de aportaciones a cofradías y servicios adicionales de las “procesiones oficiales”.

Que dichas procesiones oficiales dejen de serlo.

Y en general que desde el Ayuntamiento de todos los cacereños se aborde la separación de las Iglesias y esta Institución, creando un observatorio local de la laicidad donde participen las asociaciones laicistas, para profundizar en este ejercicio.
 

En Cáceres a 14 de marzo de 2008