El siguiente escrito fue presentado por Cáceres Laica ante la Junta Electoral

 

Cáceres Laica                                                                                                   

CIF G-10378966 DOMICILIO C/ Isla de Tenerife  Nº  20 1ºD

LOCALIDAD: Cáceres               PROVINCIA: Cáceres

 

EXPONE:

 

  1. Que en el local elegido por la Oficina del Censo Electoral de la provincia Caceres para albergar las mesas del distrito 4 Sección 3 Mesa Única y las mesas del distrito 4 sección 14 mesas A y B, se encuentra de forma prominente y ostentosa, en el propio local o accesos al mismo, simbología religiosa de la confesión católica, al tratarse de una capilla de Parroquia

 

  1. Que la jerarquía católica ha manifestado durante la campaña electoral unas directrices para orientar el voto de los ciudadanos, convirtiéndose de esta manera en actor político además de religioso.

 

  1. Que el carácter temporal del uso de estos locales por parte del Estado no puede esgrimirse para eximirlos del cumplimiento de los criterios de neutralidad ideológica y confesional que ha de tener toda actividad del mismo, más aún cuando están destinados a la participación política de todos los ciudadanos en el máximo ejercicio de soberanía popular.

 

  1. Que por el contrario, a la vista de diversos dictámenes de Defensores del Pueblo autonómicos, la colocación de un símbolo religioso en un local  electoral impregna de su significado a cuantas personas se encuentren en el citado local, obligando a éstas personas a soportar su identificación necesaria con un símbolo que no representa su creencia o convicción.

 

  1. Que, además, la designación por parte del Estado de locales con símbolos cristianos para el desarrollo del proceso electoral supone una confusión palmaria entre la acción del Estado y la de la Iglesia católica o sus organizaciones, y otorga carácter de oficialidad a esta confesión, violando el artículo 16.3 de la Constitución.

 

Por todo  ello

 

SOLICITA:

  1. Que se retiren, o se oculten de la vista, los símbolos religiosos que se encuentran en el local electoral y sus accesos.
  2. Que se recoja esta queja en el parte de incidencias de esta mesa.
  3. Que en futuros procesos electorales se excluya este local de los elegibles para acoger Mesas Electorales.
  4. Que se eleve esta instancia a la autoridad electoral competente.

 

Sin otro particular,

 

                                                Cáceres a 6 de junio de 2009

 

 

 

 

 

Fdo: Milagrosa Carrero Sánchez

Presidenta de Cáceres Laica.

Anuncios

Carta de Mercedes Carrero a la Alcaldesa

Pensando, pensado … me he acordado de que se acerca la bajada de la “Virgen de la Montaña”, y al ser viernes y estar ralentizada mi capacidad de trabajo, pues me he entretenido matando moscas con el rabo, siendo, en esta ecuación, las moscas nuestra querida Madre Superiora Municipal, y el rabo el teclado de mi ordenador, y sin más le he mandado este email a la Excma:

“Querida Alcaldesa: como vecina de esta ciudad, votante de izquierda, de la tribu de los extremeños de toda la vida, pagadora de impuestos y contribuciones varias, en pleno uso de mis derechos y facultades, vengo a pedirte un favor: antes de ceder, a la imagen de advocación católica que se conoce con el nombre de Virgen de la Montaña, el bastón de mando que te hemos confiado temporalmente y que representa la suprema autoridad municipal, quítale una lasquita pequeña y vuelve a colocársela cuando lo recuperes, … verás, es que no me apetece que subrogues mi voto personal e intransferible a la comunidad vaticano-sectaria, … si ya lo se, no es un acto electoralista, hay que estar con el “pueblo”, …. bla, bla, bla, …. pero no me tragaré esa teoría hasta el día en que vea a todos los miembros del consistorio cacereño, uno por uno, vestidos con un minúsculo taparrabos de cuero negro, presidiendo el desfile del día del orgullo gay, … hasta entonces ….
Atentamente

Mercedes

¡Eso es todo amigo!

Carta a Carmen Heras

Ilustrísima señora:
 La asociación Cáceres Laica, …

Expone: 
 

Que nuestra asociación se define como laicista, entendiendo por laicismo la defensa del pluralismo ideológico y la libertad de conciencia en pie de igualdad como regla fundamental del Estado de Derecho y el establecimiento de un marco jurídico adecuado y efectivo que lo garantice y lo proteja frente a toda interferencia de instituciones religiosas que implique ventajas o privilegios.

Por ello se alinea con el resto de las organizaciones laicistas europeas que defienden la consideración del ciudadano individual como el único titular de la libertad de conciencia y la distinción entre la esfera de lo público, que concierne a todos y a cada uno de los ciudadanos, independientemente de sus orientaciones en materia de conciencia, y la esfera de lo privado, lugar de las creencias particulares. En consecuencia, propugna la estricta separación de las iglesias y el Estado.

Para el logro de una sociedad laica en su sentido genuino y pleno, nuestra asociación considera fundamentales los principios siguientes:

El individuo, en tanto que ciudadano, es el único titular de la libertad de conciencia, que debe ser protegida por el ordenamiento jurídico.

Toda fe o confesión religiosa es atributo de una conciencia individual, nunca de una entidad colectiva (pueblo, sociedad, estado o asociación). Es, pues, sólo la conciencia individual, tanto en la libertad de su fuero interno como en las actividades que ejerce en la vida práctica, la que tiene pleno derecho a ser protegida. Las entidades colectivas carecen de conciencia propia y no son, por lo tanto, sujetos de derecho en materia de libertad de conciencia. Los individuos miembros de entidades colectivas poseen el derecho a que se protejan sus convicciones en el espacio propio de dichas entidades, sin más límite que los principios de igualdad de todos los ciudadanos (igualdad positiva) y de orden público sin discriminaciones (igualdad negativa).

Por ello entendemos que: 

Los poderes públicos, en el ámbito de su soberanía (supraestatal, estatal o intraestatal), deberán ser no confesionales y neutrales en materia religiosa. Ninguna asociación religiosa podrá recibir privilegios, excepciones o estatutos diferentes de las normas del derecho común. El Derecho Público no deberá reconocer institucionalmente las religiones.

Los poderes públicos deberán proteger la libertad religiosa y de culto, entendidas éstas como un aspecto del derecho de los individuos a la libre conciencia sin discriminaciones de ninguna clase, no como derechos de las confesiones religiosas como tales.

Por todo ello
                       Solicita:

Que teniendo por presentada esta instancia ordene lo procedente para que  se suprima la presencia institucional de lo representantes públicos democráticos de esta ciudad, en calidad de tal, a las procesiones de semana santa y otros actos religiosos.  

Que se haga público el presupuesto en gastos de aportaciones a cofradías y servicios adicionales de las “procesiones oficiales”.

Que dichas procesiones oficiales dejen de serlo.

Y en general que desde el Ayuntamiento de todos los cacereños se aborde la separación de las Iglesias y esta Institución, creando un observatorio local de la laicidad donde participen las asociaciones laicistas, para profundizar en este ejercicio.
 

En Cáceres a 14 de marzo de 2008

Carta de unos padres discriminados por laicos

Colegio San Francisco.

1ª hora de la 1ª clase de cualquier día. 1º de Primaria

DULCE MADRE

NO ALEJES TU VISTA DE MÍ

NO TE APARTES

VEN CONMIGO A TODAS PARTES

NUNCA SOLA ME DEJES.

MARÍA. DUDO.

TENGO MIEDO

PERO ESTANDO CONTIGO

TODO CAMBIA.

Con esta “poesía” se despacha Sita, la profesora de mi hija, que no es la profesora de religión católica.

Mi hija(6 años) es el/la únic@ alumn@, que, por decisión de nosotros sus padres, no asiste a clase de religión.

Nosotros sabemos que para nuestra hija, supone un tráuma, separarse de sus compañeras en la clase de religión.

Lo soportamos porque queremos que nuestra hija, madure con la conciecia libre de contaminación. Pero como podemos observar, poco respetan la voluntad de los padres, esta gente que tanto respeto piden.

El Colegio San Francisco, a pesar del nombre, es un colegio “laico” de esos que hay tantos en Extremadura.

Y yo me pregunto. ¿Hasta cuando este adoctrinamiento a la fuerza?.
Laura Gonzalez y Manuel Zahínos