A PARTIR DE ESTA FECHA SE TRASLADAN LOS CONTENIDOS FUTUROS

 Esta página y todos los contenidos de “Cáceres Laica”   a partir de esta fecha se trasladan al nuevo blog de: EXTREMADURA LAICA .

Los contenidos anteriores (Artículos, ponencias, vínculos, etc.)  se mantienen aquí y pueden seguir siendo consultados.

Rogamos disculpen las molestias y cualquier posible fallo sobrevenido, debidos a la falta de mantenimiento.

Anuncios

POR UNOS MUNICIPIOS LAICOS

L@S COMPAÑER@S DE MHUEL NOS MANDAN ESTO:

El sábado, 29 de enero, la Corporación Municipal de Zaragoza, encabezada por el Alcalde, Juan Alberto Belloch, irá en comitiva oficial desde la Casa Consistorial hasta la Catedral católica de La Seo para asistir a una Misa Pontifical y a una procesión dentro del recinto de la catedral con motivo de la festividad de san Valero, patrón confesional de la ciudad de Zaragoza.

La asociación Movimiento hacia un Estado laico (MHUEL) lleva manifestando año tras año su desacuerdo y oposición a la asistencia de nuestros representantes institucionales en calidad de tales a actos y celebraciones confesionales, mediante la concentración pacífica de sus miembros y simpatizantes, mostrando en completo silencio sendas pancartas individuales donde puede leerse “Estado Laico”·, “Ayuntamiento Laico”, “Aragón Laico”, “Zaragoza Laica”, “España Laica”, al paso de la Corporación Municipal.

 

Contamos con la correspondiente autorización de la Delegación del Gobierno en Aragón.

 

Por ello, te convocamos a concentrarte y manifestarte el sábado, veintinueve de enero de 2011, desde las 10,15 a las 11,00 horas en la entrada de la Iglesia católica de La Seo, sita en la Plaza del Pilar, donde mostraremos al paso de la Corporación Municipal (hacia las 10,45 de la mañana) pacíficamente y en silencio sendas pancartas individuales con los mensajes antedichos.

 

Nos iremos encontrando a partir de las 10 de la mañana en la confluencia de la calle Jaime I con la Plaza de la Seo.

 

Te esperamos. Gracias”

 

Desde “Cáceres Laica” se viene desarrollando una campaña por la laicidad del ayuntamiento de Cáceres también asumida por “Extremadura Laica”.  Para apoyarla pincha en el vínculo situado en la columna derecha, copia el artículo, pégalo y envía una copia con tus datos a:

cacereslaica@gmail.comy otra a carmen.heras@ayto.caceres-es.

TODO ESTÁ ATADO Y BIEN ATADO, EVIDENTEMENTE.

El más alto mandatario local del ejercito, al Alcaldesa de Cáceres (PSOE), El Presidente de la Comunidad Autónoma ( PSOE) y el Presidente de la Diputación (PSOE), llevan las andas de la imagen de la “patrona” de la ciudad, flanqueados por dos mandos de la guardia civil de gala, con tricornio y guantes.

 
 
Y la Alcaldesa tiene la desfachatez de entregar el bastón de mando de la ciudad al muñequito en cuestión.
 
 
 
Por lo visto una de las mayores preocupaciones “del Presidente de Extremadura y de la Alcaldesa de Cáceres” es la organización territorial de las diocesis, y sus límites. 
Las autoridades extremeñas, cutres y recalcitrantes en su integrismo, siguen desoyendo nuestras reclamación de laicidad de las instituciones.
En el último trimestre se han permitido pronunciarse INSTITUCIONALMENTE desde la Asamblea de Extremadura y desde el Pleno de Cáceres, por la modificación de las froteras de la diócesis de Toledo que incluye a Guadalupe.  Y ahí los tenéis hace tres días pretendiendo que representan al “religioso”  pueblo cacereño, andas en manos.
 
Agradeceríamos ayuda para llevar el caso a las instancias judiciales oportunas.
 
 
Hay cosas que no han cambiado.
 
 
Que bochorno
 
 

NACE EXTREMADURA LAICA

En respuesta a la demanda de compañeras de Badajoz, Plasencia, Mérida  y otros pueblos extremeños hemos procedido a la constitución de una Asociación Laicista Regional que nos aglutine a tod@s.

 

La forma y los matices de funcionamiento se regulan en los Estatutos y el Reglamento de Regimen Interno aprobados en la última Asamblea y que se publicarán próximamente en la Web.

 

En dicha Asamblea el 17.03.2010 y tras el correspondiente debate se adoptaron los siguientes acuerdos:

 

–      Constituir la Asociación Regional Extremadura Laica conforme a los Estatutos, y al reglamento que se adjuntan.

 

–      Apruebar sus Estatutos y su Reglamento de régimen interno.

 

–      Aprobar la Secretaría  la formada por los miembros que a continuación se citan más l@s encargad@s de los grupos locales que surjan que se incorporarán paulatinamente,  quedando abierta a  otr@s soci@s interesados, por acuerdo de la secretaría, a los cuales se anima a participar. Se tratará de un grupo multidisciplinar que trabajará en equipo:

Milagrosa Carrero Sánchez (Coordinadora)

Javier Escudero ( Secretario de finanzas )

Víctor Ruiz Casco

María de la Cruz (Grupo de Badajoz)

Manuel Cruz Moreno

Manuel Zahinos

Laura González

Sebastián Robledo

Remedios Jiménez

Juan Verde

Luis Espada.

 

–      Dar de alta en el registro de la Junta de Extremadura la documentación pertinente para dicha constitución a la mayor brevedad.

 

–      Dar una en rueda de prensa el martes próximo a 10.30 u 11.00 sobre la reciente constitución de Extremadura Laica y sobre la postura de Cáceres Laica con respecto a la semana santa, y la implicación institucional en el local de la asociación de prensa

 

 

–      Se aprueban las cuentas, de la asociación y las del Primer Encuentro Laicista, que se cierran.

 

–      Se invita a todos los miembros de la Asociación Cáceres Laica a participar en el equipo de gestión o Secretaría de la nueva Asociación Extremadura Laica, recién constituida.

 

 

–      Se acepta la invitación de ir a algunos centros de enseñanza a dar una charla sobre la religión fuera de la escuela y la alternativa a la religión, y se aprueba por unanimidad potenciar una campaña en este sentido. Se encarga Javier Escudero.

 

–      Se decide que puesto que nadie puede ir a la fiesta de la Primavera a poner un stand, se enviará el material divulgativo. Se encargan Víctor. También estamos en contacto para ello con María de la Cruz.

 

 

–      Sobre la presencia institucional en las procesiones y otros actos religiosos nos oponemos rotundamente.

 

–      Finalmente se acuerda ceder, el Blog de Cáceres Laica para uso (compartido) de Extremadura Laica, en cuanto se formalice la asociación, e igualmente  su cabecera.

 

Se firmó el

Cáceres, 17 de marzo de 2010

 

 

Mila Carrero

Cáceres Laica se suma a la nota de Europa Laica

Europa Laica

www.europalaica.com Prensa: 670666012 / Presidente 670556011

www.laicismo.org (observatorio de la laicidad)

europalaica@europalaica.com / Domicilio Social: c/ Seco, 3. Esc. B, 5º – 7 – 28007 – MADRID / Teléfono 670556011

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Declaración sobre la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de C-L de Valladolid, sobre la cuestión de los símbolos religiosos en las aulas

Una vez conocidos los argumentos de la sentencia y el fallo emitido por la “Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de C-L de Valladolid”, al margen de mostrar nuestro respeto por el Tribunal, hemos de añadir que nos parece de una “enorme incongruencia”, por lo que consideramos que debe ser motivo de “apelación a una jurisprudencia superior”, aunque nos “manifestamos y exigimos” que el estado legisle con urgencia y con claridad, en esta materia, que evite enfrentamientos, vulneración de derechos y confusionismo legal, con el fin de que, de una vez por todas, se “clarifique la situación de los símbolos religiosos o de otra naturaleza particular, que no sean los que son comunes a toda la ciudadanía independientemente de sus convicciones o creencias”, en el ámbito de los centros de enseñanza.

De ahí que apoyemos en su totalidad la nota de prensa de la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid, que más abajo reproducimos.

El fallo dice estimar de forma parcial el recurso de la Junta de Castilla León, para luego expresar “que se quiten los símbolos de las aulas que cursen estudios los hijos de los padres que lo soliciten y los espacios de uso común” (que en nuestra opinión es “todo el centro”). La sentencia apela a “principios básicos constitucionales y de la Declaración Universal de Derechos Humanos”, para luego enzarzarse en una serie de argumentos sobre la “tradición cristiana española” y los “múltiples apoyos del estado a la iglesia católica”, manifestación que debía hacer “reflexionar” al “poder ejecutivo y al legislativo”, ya que muchos jueces, ante la falta de normativas claras en su interpretación están “tratando de legislar” en base a su criterio e ideología, hecho sumamente grave y que no les corresponde. En suma el fallo nos parece especialmente retorcido, generando una enorme confusión.

Para concluir. Europa Laica está de acuerdo con la sentencia “Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo” del pasado 3 de noviembre de 2009, que sostiene que “la presencia de crucifijos en los centros escolares sostenidos con fondos públicos atenta contra los principios de igualdad y neutralidad del Estado”. Además de que nos congratulamos por la aprobación en el Parlamento de España, en fechas pasadas, de una “Proposición no de Ley” que insta al Gobierno a incorporar en el ordenamiento jurídico la sentencia de dicho Tribunal de Estrasburgo.

Europa Laica, 15 de diciembre de 2009

LA ASOCIACIÓN CULTURAL ESCUELA LAICA DE VALLADOLID (ACEL) VE POSITIVO QUE LA SENTENCIA DEL TSJ DE CASTILLA Y LEÓN RECONOZCA QUE LA PRESENCIA DE SÍMBOLOS RELIGIOSOS EN LOS COLEGIOS VULNERA DERECHOS FUNDAMENTALES, PERO LAMENTA QUE DEJE EN MANOS DE LOS PADRES LA SOLICITUD DE RETIRARLOS

POR ELLO, LA SENTENCIA SERÁ RECURRIDA

La Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL) critica el carácter salomónico de la sentencia hecha pública este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) relativa a la presencia de símbolos religiosos en el colegio público Macías Picavea de Valladolid, pues si bien la sentencia reconoce que dicha presencia puede vulnerar derechos fundamentales de las personas, deja en manos de los padres la reclamación para su retirada.

Con esta decisión, la sentencia del TSJ estima parcialmente (y por tanto desestima parcialmente) el recurso interpuesto por la Junta de Castilla y León y la asociación E-Cristians contra la sentencia dictada hace ahora un año por el Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 2 de Valladolid.

ACEL se congratula de que los argumentos reflejados en la sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 2 de Valladolid, y recientemente reiterados por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), no hayan sido revocados y por tanto se reconozca que la presencia de simbología religiosa en el colegio vulnera la libertad de conciencia de los alumnos y el principio de igualdad.

Sin embargo, pese a que esta sentencia alude a la recientemente emitida por el TEDH, lo hace desmarcándose de ella por considerar que se refiere a un caso particular. Por el contrario, ACEL piensa que la sentencia del TEDH analiza no un caso particular sino una situación, la presencia de simbología religiosa en los centros educativos públicos, estimándola como ilegal (alude incluso a que vulnera el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos), aunque para su pronunciamiento se haya partido de la denuncia de un caso particular.

Este desmarque posibilita al TSJ afirmar que solamente se entienden vulnerados los derechos fundamentales de las personas cuando exista alguna queja y la correspondiente petición de retirada. Sin embargo ACEL no entiende cómo es posible que una situación que objetivamente vulnera derechos fundamentales de las personas pueda depender de que exista o no una denuncia al respecto.

Por ello, ACEL lamenta que el TSJ no haya seguido las directrices marcadas por el TEDH, pese a que todas las asociaciones de la magistratura han afirmado que debían ser seguidas, y más siendo España país firmante de los Convenios europeos de Derechos Humanos.

La sentencia del TSJ, al afirmar que solamente se retiren los símbolos religiosos de las aulas en las que haya niños cuyos padres lo hayan solicitado y en los espacios comunes, se hace muy difícil de entender. Por un lado, según las leyes educativas todo el colegio constituye un espacio común. Por otro lado los niños no realizan sus actividades lectivas en un solo aula sino que cambian dependiendo de la actividad, e incluso en los tiempos libres y recreos visitan otras aulas en los que están sus amigos.

Además podría conllevar a situaciones realmente peligrosas, como la segregación de los alumnos en función de la ideología, las creencias o las convicciones de los padres. Si los símbolos pueden o no estar en las aulas dependiendo de que algún padre lo solicite, cuando haya más de un grupo por curso se daría el caso de que habría un aula para los que deseen símbolos y otro para los que no lo deseen, algo así cómo “3º con símbolos” y “3º sin símbolos”, lo que sería una auténtica aberración educativa. Situación que podría agravarse aún más si otros fundamentalismos se suman al católico, pudiendo llegar a tener “3º de católicos”, “3º de musulmanes”, etc.

La solución propuesta por la sentencia provoca además la vulneración de otro derecho constitucionalmente reconocido, como es el derecho de las personas a no declarar sobre su ideología, religión o creencia (artículo 16.2 de la Constitución española). Este aspecto es abordado por la propia sentencia del TSJ, negándolo, y haciendo referencia a lo que ocurre con la opción de las clases de religión o alternativa, pese a los pronunciamientos judiciales declarando ilegal la forma de opción precisamente por vulnerar el artículo 16.2 de la Constitución.

En definitiva parece que la presencia de símbolos en un centro público es un derecho de quien desea que así sea, solamente limitado por una manifestación en contrario, debiendo partirse por el contrario de no considerarlo un derecho de nadie a imponer sus símbolos en un espacio público.

ACEL opina que la sentencia del TSJ contiene contradicciones, como sostener que la decisión al respecto le corresponde al Consejo Escolar (citando solamente una sentencia anterior de este mismo TSJ, y en contra de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que establece que los consejos Escolares han de ser laicos) y a la vez indicar que esa decisión es radicalmente nula si impone la presencia de los símbolos.

En definitiva, ACEL considera positiva la sentencia del TSJ en cuanto a que reconoce lo que esta Asociación siempre defendió: que la presencia de simbología religiosa en un centro educativo público vulnera derechos fundamentales de las personas, lo que desautoriza a la Junta de Castilla y León que mantenía lo contrario. Ello supone un paso adelante en la situación creada en el colegio Macías Picavea.

Pero es un paso atrás en cuanto a la necesaria neutralidad del Estado en las dependencias públicas (y la defensa de los derechos fundamentales de las personas que de ello se deriva) sin necesidad de que nadie se vea en la necesidad de exigirlo. Por ello, estudia la posibilidad de interponer contra ella recurso de casación.

Por ello, al dejar en manos de los padres la solicitud de retirada, y la posibilidad cierta de que en numerosos casos las cosas se queden como están por el miedo de los padres a solicitarlo teniendo que significarse, se hace más urgente que nunca la existencia de una normativa clara que fije taxativamente la imposibilidad de que los centros públicos puedan estar presididos por simbología particular, pues público y particular son excluyentes.

Normativa clara que no existe, como reconoce la propia sentencia del TSJ, y que corresponde al poder legislativo elaborar. Por ello ACEL reitera al gobierno central que en un momento en el que el debate sale de los juzgados y pasa a los políticos no eche balones fuera, deje aparcada la ambigüedad de la que habitualmente hace gala y legisle de una vez por todas sobre una situación que reclama con urgencia ser regulada de forma inequívoca en defensa de los derechos fundamentales de las personas y de los principios de igualdad y de neutralidad del Estado, máxime teniendo a su favor la sentencia inequívoca del TEDH y la petición expresa de la comisión de Educación del Congreso de los Diputados.

En palabras de José María Contreras, Director General de Relaciones con las Confesiones, “España ya no es homogéneamente religiosa”, “igual que no es lógico y no hay ya símbolos ideológicos en las escuelas, tampoco es lógico que los haya religiosos”, “el poder público debe ser neutral hacia las creencias de sus ciudadanos, no puede reconocer a una cosa mejor que otra y la escuela lo que debe hacer es integrar a todos y permitir la convivencia”.

Cáceres Laica acusa a Zapatero de ceder ante presiones de un ‘lobby’ del PSOE

TRUJILLO (CÁCERES), 5 Dic. (EUROPA PRESS)

La asociación Cáceres Laica consideró este sábado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no retira los crucifijos de todos los centros educativos españoles sin excepción –aludiendo a los concertados y privados– debido a “presiones” de un ‘lobby’ que, a su juicio, existe en el propio PSOE.

Así lo indicó, en declaraciones a Europa Press, la presidenta de este colectivo, Milagrosa Carrero, quien destacó que esta asociación se ha constituido para defender la libertad de conciencia y de laicismo en las instituciones públicas y cuyos miembros instan a la retirada de símbolos religiosos de “todos” los centros de enseñanza del país, ya sean públicos, concertados o privados.

“Creo que (Zapatero) tiene mucho miedo. Hay un lobby dentro del PSOE que está ejerciendo una gran presión, a pesar de que la mayor parte de la base del PSOE es laicista”, opinó antes de apostillar que el presidente del Gobierno “tiene miedo a que se mueva algo”, en alusiones a las posibles protestas que pudieran surgir desde sectores católicos de decidirse por la eliminación de los crucifijos, dado que “cualquier cosa que se mueva puede moverlo a él de su sitio” según sentenció.

Al respecto, la responsable de esta asociación indicó que es preciso “tener en cuenta” que se emplea “dinero público” en la financiación de los centros públicos y concertados, por lo que el Gobierno debe tener control del destino de esa aportación pública. “Por supuesto que tiene que controlarse cómo se gasta ese dinero, somos partidarios de defender la libertad de conciencia y eso supone que no haya símbolos religiosos”, aseveró.

Asimismo, incidió en esta idea al argumentar que “en los colegios privados no se puede hacer lo que se quiera” puesto que por “ley” se ha “de garantizar una educación general para todos” en la que se supervise de un modo controlado “qué es lo que se enseña”, para que la educación en todos los centros sea “igual e idéntica” en aspectos relacionados con “contenidos” y otras normas curriculares.

Para este colectivo, “en ningún caso” deberían de existir “símbolos religiosos” a la vista de los alumnos españoles y sugieren que se remplacen éstos símbolos por “mapas de contenidos didácticos” u otras informaciones divulgativas y formativas.

La presidenta de Cáceres Laica, que imparte clases de tecnología en el IES ‘Francisco de Orellana’, expuso que tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que sostiene que los crucifijos en las aulas violan la libertad religiosa “todas las asociaciones laicistas” del país ya han exigido al Ejecutivo la retirada de los símbolos religiosos “en la aplicación y desarrollo de la normativa europea” y “de la sentencia” emitida por el Tribunal de Estrasburgo.

“La normativa europea de los derechos humanos en su artículo 18 exige la libertad de conciencia” recordó y de un modo “más especifico” lo hace “la sentencia de Estrasburgo”, que, a su juicio, “condena a los gobiernos europeos” para que éstos “retiren los crucifijos” de los centros.

Posición de Europa Laica ante la manifestación convocada para el día 17 por diveras organizaciones, en contra del “Proyecto de ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo”

Europa Laica cree que los grupos “ultras”, encabezados por la jerarquía de la Iglesia católica y la derecha política, quieren perpetuar la sumisión de la mujer en la familia y en la sociedad
Ante la manifestación contra la Interrupción Voluntaria del Embarazo que tienen previsto celebrar grupos “ultras” ligados a la jerarquía de la Iglesia católica y a la derecha política, el día 17 de octubre, Europa Laica sostiene que estos sectores plantean una batalla ideológica por perpetuar una sociedad patriarcal y teocrática, cuya piedra angular es la sumisión de la mujer en la familia y en la sociedad. Bajo la coartada del supuesto “derecho a la vida”, estos grupos pretenden impedir el avance de los derechos reproductivos, afectivos y sexuales de la mujer y frenar así la completa equiparación de derechos de mujeres y hombres en la sociedad.
Europa Laica recuerda que siempre que una mujer decide interrumpir su embarazo se enfrenta a una decisión personal dura, que puede tener una fortísima repercusión psicológica y emocional sobre ella. Se equivocan gravemente, por tanto, aquellos que imaginan a la mujer como una simple máquina reproductiva, sin tener en cuenta su voluntad. La decisión libre de cuándo y cómo ser madre, o en su caso la interrupción voluntaria del embarazo es una decisión que corresponde a la mujer, en el ejercicio de su libertad de conciencia, de su dignidad y autonomía moral.
Esta asociación sostiene que acerca de este tema existe una enorme hipocresía clasista, pues las clases más poderosas (algunas de las cuales se pronuncian radicalmente contra el aborto) tienen la posibilidad de practicarlo en las mejores clínicas privadas, dentro y fuera de España y algunos sanitarios “objetores” en la sanidad pública supuestamente la practican en la sanidad privada. Mientras, las mujeres de las clases más modestas y desfavorecidas cultural y económicamente, han de sufrir un verdadero calvario administrativo, económico, de riesgos jurídicos y de estigmatización para poder ejercer un derecho cívico fundamental: el derecho a decidir. Este derecho, por falta de información y apoyo, en muchas ocasiones muchas mujeres no pueden ejercer, generando una situación posterior grave para ellas, su entorno y el propio nacido.
A Europa Laica le sorprende que aquellos que se “rasgan las vestiduras” por la existencia de interrupciones de embarazo legales sean quienes no mueven un solo dedo para procurar que disminuyan, e incluso se oponen con todas sus fuerzas a que exista una auténtica educación afectivo-sexual en las escuelas y se opongan a que los métodos anticonceptivos resulten accesibles.
Europa Laica considera urgente reformar la legislación actual, vigente desde 1985, donde la mujer aparece tutelada por jueces, médicos, psicólogos, policías y, de hecho, no se le reconoce autonomía de juicio y capacidad de decisión responsable.
La actual normativa ha provocado una enorme inseguridad jurídica a las mujeres, que son vulnerables ante cualquier denuncia de novio, marido, o anónima, conculcando sus derechos más elementales, incluido el derecho a su intimidad. Para Europa Laica esta concepción de la mujer es una irregularidad y un anacronismo dentro de nuestro ordenamiento jurídico, no acorde con la evolución de un sistema democrático que ha transformado a la sociedad española en los últimos lustros.
Madrid, 15 de octubre de 2009