A PARTIR DE ESTA FECHA SE TRASLADAN LOS CONTENIDOS FUTUROS

 Esta página y todos los contenidos de “Cáceres Laica”   a partir de esta fecha se trasladan al nuevo blog de: EXTREMADURA LAICA .

Los contenidos anteriores (Artículos, ponencias, vínculos, etc.)  se mantienen aquí y pueden seguir siendo consultados.

Rogamos disculpen las molestias y cualquier posible fallo sobrevenido, debidos a la falta de mantenimiento.

VII JORNADAS LAICISTAS. IMPARABLE

Faltan 10 días para la VII Jornada laicista de Europa Laica
 
Si NO lo has hecho todavía y tienes intención de asistir, por favor envía tu inscripción* a europalaica@europalaica.com. Adjuntamos el programa definitivo. Todos los datos figurán también en las web:  europalaica.com   y    laicismo.org
 

PROGRAMA

09:30 – Presentación-Apertura

Carlos Paris. Presidente del Ateneo de Madrid

Antonio González Boldo. Coordinador de Madrid Laico

Francisco Delgado. Presidente de Europa Laica

10:00-Conferencia

La libertad de conciencia de los menores de edad

Ana Mª Valero. Doctora Derecho Constitucional. Profesora UCLM

Presenta: Manuel Navarro. Coordinador Observatorio de la laicidad.

Vicepresidente Europa Laica

11:00-Descanso

11:30-Conferencia

La financiación de las religiones en el espacio europeo

Alejandro Torres. Catedrático Univ. Públ. de Navarra

Presenta: Enrique Ruiz. Presidente Asociación laica Rivas-Vaciamadrid.

Junta Directiva Europa Laica

13:00-Panel

Laicidad y medios de comunicación:

Tratamiento de la diversidad de convicciones

Juan Glez. Bedoya. Periodista

Presenta: Francisco Delgado. Presidente de Europa Laica

14:30-Descanso

======================================================

16:30-Panel

Intromisión de la religión en los derechos civiles de las personas

*Eutanasia, hoy

Luis Montes. Presidente Asociación Derecho a morir Dignamente (DMD)

*Interrupción voluntaria del embarazo

Rosario Guerrero. Asociación de mujeres juristas Themis

Presenta y modera: Rosario Segura. Junta Direc. de Europa Laica y Madrid Laico

18:00-Debate

Necesidad de una Ley orgánica de Libertad de Conciencia en España

Anulación del Concordato de 1953, de los Acuerdos de 1979 y de la Ley de

Libertad Religiosa de 1980

Han anunciado su participación:

Gaspar Llamazares (IU), Joan Tardá (ERC) y Alvaro Cuesta (G. Socialista)

Presenta y modera: Francisco Delgado. Presidente de Europa Laica

19:30 Reflexiones Finales y Clausura

*Madrid Laico *Europa Laica

*21:30 Cena colectiva (quienes lo hayan comunicado previamente).

*Durante la VII Jornada se dará a conocer el libro:

“Aprender sin dogmas – Enseñanza laica para la convivencia

COMO INSCRIBIRSE A LA VII JORNADA

Enviar los siguientes datos a:

europalaica@europalaica.com

*1-Nombre y apellidos // *2-Ciudad y provincia donde resides //

*3-Correo electrónico // *4-Si eres socio o simpatizante //

*5-Si deseas asistir o no a la cena colectiva que se ha organizado para el

sábado

(El

precio aproximado será de 25 €)

POR UNOS MUNICIPIOS LAICOS

L@S COMPAÑER@S DE MHUEL NOS MANDAN ESTO:

El sábado, 29 de enero, la Corporación Municipal de Zaragoza, encabezada por el Alcalde, Juan Alberto Belloch, irá en comitiva oficial desde la Casa Consistorial hasta la Catedral católica de La Seo para asistir a una Misa Pontifical y a una procesión dentro del recinto de la catedral con motivo de la festividad de san Valero, patrón confesional de la ciudad de Zaragoza.

La asociación Movimiento hacia un Estado laico (MHUEL) lleva manifestando año tras año su desacuerdo y oposición a la asistencia de nuestros representantes institucionales en calidad de tales a actos y celebraciones confesionales, mediante la concentración pacífica de sus miembros y simpatizantes, mostrando en completo silencio sendas pancartas individuales donde puede leerse “Estado Laico”·, “Ayuntamiento Laico”, “Aragón Laico”, “Zaragoza Laica”, “España Laica”, al paso de la Corporación Municipal.

 

Contamos con la correspondiente autorización de la Delegación del Gobierno en Aragón.

 

Por ello, te convocamos a concentrarte y manifestarte el sábado, veintinueve de enero de 2011, desde las 10,15 a las 11,00 horas en la entrada de la Iglesia católica de La Seo, sita en la Plaza del Pilar, donde mostraremos al paso de la Corporación Municipal (hacia las 10,45 de la mañana) pacíficamente y en silencio sendas pancartas individuales con los mensajes antedichos.

 

Nos iremos encontrando a partir de las 10 de la mañana en la confluencia de la calle Jaime I con la Plaza de la Seo.

 

Te esperamos. Gracias”

 

Desde “Cáceres Laica” se viene desarrollando una campaña por la laicidad del ayuntamiento de Cáceres también asumida por “Extremadura Laica”.  Para apoyarla pincha en el vínculo situado en la columna derecha, copia el artículo, pégalo y envía una copia con tus datos a:

cacereslaica@gmail.comy otra a carmen.heras@ayto.caceres-es.

NOS VEMOS EN MADRID

VII Jornada Laicista anual de Europa Laica
Sábado, 5 de febrero de 2011 en Madrid
Lugar: Salón de Actos del Ateneo de Madrid (c/ Prado, 21)
Tema genérico:
“LA NECESIDAD DE UNA LEY DE LIBERTAD DE CONCIENCIA”


Puedes consultar el programa y la inscripción en
http://www.laicismo.org/data/docs/archivo_215.pdf

Más información en:
http://www.laicismo.org http://www.europalaica.com

ASAMBLEA EXTREMADURA LAICA

ASAMBLEA EXTREMADURA LAICA

Querid@s amig@s, soci@s y simpatizantes de Extremadura Laica-Europa Laica, la lucha continúa y hay que hacerla unid@s, por lo que se convoca Asamblea de la Asociación para hacer inventario de nuestros logros, análisis, y objetivos.
Os animo a acudir mañana lunes 13 de diciembre de 2010 a la reunión que tendrá lugar en Cáceres, a las 19.30. en el edificio valhondo (antigua facultad de filosofía) con el siguiente orden del día:
– Informes de gestión
– Situación actual del laicismo. últimos acontecimientos
– El futuro interno de la Asociación: Actividades a realizar
– Propuestas y varios.

Dentro del resumen del año tenemos que destacar :
– Acuerdo con Europa Laica
– Asistencia a la concentración Laicista del 23 de noviembre de Madrid
– Nota de prensa sobre la retirada de símbolos religiosos y repercusión mediática.
– Critica a los criterios selectivos para integrar el Consejo de Cultura de Cáceres, y petición de Cáceres Laica para formar parte del mismo
– Petición a las Instituciones Extremeñas (Junta, Diputaciones, y ayuntamientos) de retirada de símbolos en sus locales institucionales.

NO FALTEIS. SOMOS MUCH@S SI NOS UNIMOS
OS ESPERO

En el furgón de cola

La Plana Mayor de Cáceresy Extremadura enprocesión bajo palio

Como en tiempos de Franco. Rancio e intransigente clericalismo

EN EL FURGÓN DE COLA

Nuevamente los extremeños hemos saltado a las páginas de los periódicos por ser los últimos en el furgón de cola de la cultura, del desarrollo y del progreso.

La Junta de Extremadura, a pesar de haber sido obligada mediante Auto  por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJE) a la retirada de los crucifijos de dos aulas del colegio público Ortega y Gasset de Almendralejo (Badajoz) tras las demandas interpuestas por los padres de dos alumnos, se hacen los tontos y mantiene la presencia de los símbolos religiosos en los espacios institucionales. A todos se les llena la boca al hablar de los Derechos Humanos pero no les produce  pudor   alguno vulnerar sistemática y descaradamente el artículo 18 de la Carta Universal de los Derechos Humanos.

Esto no nos extraña sabiendo que el Gobierno del PSOE acaba de desdecirse de su promesa electoral de promulgar una Ley de Libertad de Conciencia que pretendía desarrollar ese compromiso.

Respetamos que el Sr. Fernandez Vara o el señor Monago sean, y no tengo interés alguno en saberlo, fervorosos creyentes,  cofrades, o del Opus, pero Extremadura no es su finca particular y  los extremeños tampoco necesitamos un presidente que vele por nuestra moral conforme a los dictados de su iglesia.

Extremadura laica exige separación entre las Instituciones y las Iglesias. Ya está bien de entregar el bastón de mando de Cáceres a la Virgen de la Montaña, de celebrar el Pleno del Ayuntamiento bajo la presidencia del crucifijo, o de celebrar el día de Extremadura con una  misa en Guadalupe presidida entre el Presidente de la Comunidad y los obispos.

Extremadura laica-Cáceres Laica insta desde aquí al Presidente de la Junta de Extremadura, al Presidente de la Asamblea, a los Presidentes de ambas Diputaciones provinciales y a los Alcaldes de todos los municipios a ordenar la retirada de todos los símbolos religiosos de los escasos espacios institucionales que aun los conservan – por paraticulares intereses de los que aspiran a un Estado confesional, contrario a la Constitución como en los viejos tiempos- lo que ya se ha hecho en la mayor parte de colegios, institutos, hospitales y centros administrativos, de la manera más natural, y sin que haya supuesto mayores gastos ni otro tipo de trastorno alguno.

Mila Carrero

Coordinadora de Extremadura Laica-Cáceres Laica

Por Paco Delgado

En la resaca papal… casi todo estaba en el guión

*Francisco Delgado. Europa Laica. 8 de noviembre de 2010.

Diez días antes de la llegada de Ratzinger a Santiago, unos días antes y coincidiendo con la visita a Barcelona, tuve la oportunidad de reunirme con socios y socias de Europa Laica en ambas ciudades, también lo hice con medios de comunicación, con diversos colectivos ciudadanos, la asistencia a un foro joven (“espacio de libertad” organizado por la Fundación Ferrer i Guardia en Barcelona), además de tratar de pulsar, en la medida de lo posible, la situación en la calle.

Han sido unos días que, en algunos momentos, parecía que nos trataban de transportar a “tiempos pasados”, cuando algunos políticos han ejercido de acólitos y pregoneros encabezados, especialmente,  por los alcaldes socialistas de Santiago y de Barcelona, señores Bugallo y Hereu. También tuve esa sensación cuando escuché, atentamente, una entrevista al representante del Gobierno ante la Santa Sede, el socialista Sr. Vázquez

La situación llegó a un clima apoteósico con los bandos de ambos alcaldes, llamando a los vecinos a participar en los actos religiosos y el “súmmum” llegó cuando el alcalde de Santiago proclamó “territorio Vaticano” plazas y calles del entorno de la catedral, antes y durante la visita del señor Ratzinger, según él, quedando bajo el poder de iglesia un espacio público en donde dijo que  –se aplicaba un supuesto principio de extraterritorialidad que da competencias legales y jurisdiccionales a la institución católica. La verdad, en mi opinión aberrante y que rompe principios constitucionales fundamentales, pienso que alguien debería de pedir cuentas.

El guión se ha hecho realidad: Todas las expectativas que se preveían desde ámbitos que utilizaban el sentido común y la razón se han cumplido, no así las expectativas falsas creadas por el poder político y las de la propia iglesia católica, de forma interesada: El supuesto negocio mercantil ha sido un fracaso, a pesar del elevado costo de dinero público que ha supuesto; el número de católicos y de curiosos que han asistido a los actos no ha respondido, con mucha diferencia, a las expectativas generadas; los exabruptos papales se han producido tal y como nos tienen acostumbrados desde la jerarquía católica, aunque, en esta ocasión, mucho más hirientes y falsos; también estaba en el guión los aplausos a esas groserías intolerables por parte de ciertos políticos de la derecha, de algunos medios de comunicación y de la jefatura del Estado, así como, también, estaba en el guión la pasividad y la postura humillante ante tales desvaríos de algunos políticos del centro-.izquierda. La televisión pública (que ahora pagamos todos con nuestros impuestos) ha dedicado ¡increíblemente! decenas de horas a los eventos, obteniendo unos bajísimos resultados de audiencia, 9,4% en Santiago y 8,2% en Barcelona (tan sólo 237.000 espectadores). Por último; el negocio espiritual a que aludía la jerarquía católica y algún que otro político de Gobierno y oposición, lo tendrán que analizar, con lupa, para que lo tengan en cuenta quienes desean re-evangelizar España (y Europa), para lo cual han creado un sección específica en la Santa Sede y lo repitió, en directo, en varias ocasiones, delante de nuestros representantes públicos y nadie “rechistó”

También estaba en el guión…la postura de los diferentes medios de comunicación, según su línea editorial… en algunos casos han ayudado a desenmascarar una visita manipulada y organizada con  muy poca ética, hecho que hay que agradecer. Otros se han dedicado a alabar la visita, los mensajes y criticar, la no asistencia a las misas del presidente del Gobierno, actitud que es de lo más coherente, aunque estaban otros representantes del mismo,  hecho que hay que lamentar.

Salvo conocidas y muy honrosas excepciones que hemos escuchado estos días…  la mayoría de los políticos que nos representan a todos los ciudadanos y ciudadanas, NO se han pronunciado desfavorablemente sobre algunas de las barbaridades que ha “soltado” en su visita (dicho con todo respeto). Incluso se han visto “aplaudidas” por lo más reaccionario de la derecha política. Y, también, nada  más y nada menos, el presidente del Congreso de los Diputados les ha quitado importancia y las ha “comprendido y reinterpretado” hecho insólito, por lo que representa institucionalmente. Los portavoces del Gobierno se han limitado a decir: “las relaciones de la iglesia católica y el gobierno pasan por un buen momento”. ¡Cómo no!, si los históricos y enormes privilegios simbólicos, jurídicos, económicos, tributarios y en materia de enseñanza y servicios asistenciales a la comunidad, han sido incrementados en esta legislatura y han retirado, según ellos, la reforma de la “Ley de Libertad religiosa”, como “ofrenda ” al ilustre anciano y a lo que representa.

También estaba en el guión: la visita no sabemos, bien, si ha sido como pastor de su iglesia, si como jefe de un Estado ficción (ciudad del Vaticano-concedido por Benito Mussolini en 1929) o si ambas cosas a la vez, he oído de todo a sus “seguidores”.

Pues al parecer a esos difíciles años que fueron “muy rentables” para la iglesia católica en la Italia de Mussolini y en la Alemania de creciente nazismo, no lo eran en España con la venida de la democrática II República, por ello encabezados por el cardenal Segura, muchos clérigos, desde antes de ser un hecho, ya estaba atacándola, participando activamente en su destrucción y  del golpe de Estado franquista, de 1936. Es cierto que fueron años muy complicados para todos, que acabó con la segunda guerra y una dictadura nacional-católica en España. Por ello referirse a esos años comparándolos, es una argucia burda. Supo  muy bien lo que estaba diciendo y eso es mucho más grave, pues “trataba de calentar” la intolerancia. Que la fiscalía del Estado tome buena nota. Para luego arremeter contra leyes democráticas españolas, contra la igualdad de las mujeres, relegándolas a su “principal y meritorio papel” del hogar, quizá recomendando: “la guía de la buena esposa”.

Por más que desde algunos círculos católicos y políticos traten de insistir que la creciente indiferencia social ante la cuestión religiosa católica se deba a un supuesto “laicismo radical” de España, no deja de ser un sofisma, la realidad del alejamiento creciente parte de dos elementos básicos: Uno: una gran parte de la ciudadanía española: piensa, razona, observa, comprueba, actúa con sentido común… Dos: la propia iglesia católica con su ancestral y torpe dogma, con sus soflamas, con sus ataques al Estado de Derecho, con su interés por lo terrenal: (dinero, boato y patrimonio), con su forma autocrática de organizarse, con sus discursos contrarios a una sexualidad placentera, al derecho a la elección de salud reproductiva, a la muerta digna, con su oposición a los avances científicos, a la igualdad de hombres y mujeres, a los derechos de los homosexual, etc. Con la ocultación de graves delitos dentro de la propia iglesia, el no apoyar una buena parte de la Declaración Universal de los Derecho Humanos… están “echando” a muchos creyentes.

Estaba en el guión: Curiosamente en algunos momentos y lugares de Santiago y Barcelona ha habido más número de cuerpos de seguridad, que fieles católicos y/o curiosos, fuerzas que, en algunas ocasiones, se han dedicado a interferir en la libertad de expresión de cientos de ciudadanos y ciudadanas que deseaban hacer visible, desde diferentes puntos de vista, su oposición ante los fastos religioso-políticos y/o el gasto desmesurado de los mismos.

La visita ya es historia, …la resaca afortunadamente durará muy poco y en agosto de 2011 otro nuevo capítulo, esta vez en Madrid y con mucho más costo y más fastos… Esta visita ha servido, una vez más, para dejar al desnudo a instituciones públicas españolas (al Gobierno y a una parte importante de la oposición), a la monarquía y a muchos de los políticos que nos deberían de representar a todos y no solo a una parte de la población. Católicos practicantes que, en la práctica, no llegan al 25% de la población,  por muy poderosa que esta entidad religiosa sea. Por supuesto que los católicos practicante o menos practicantes nos merecen todo el respeto y tienen el derecho a manifestar su religión, en el respeto a la pluralidad. Por supuesto que hay católicos que tienen otra idea de las cosas, que desean una iglesia más abierta, más en su tiempo… pero más allá del mundo católico, hay otras muchas formas de religiosidad organizada o no, espiritualidad o formas de pensamiento que basándose en la razón y en la libertad han conseguido ir construyendo una parte, todavía pequeña, de la emancipación del ser humano.

Allá donde la religión es a la vez política el ser humano es menos libre y el desarrollo social, científico, intelectual, democrático disminuye o se paraliza. Y esto es lo que no quiere la cúpula de la iglesia católica, pues con ello peligra su enorme poder (terrenal).

Por ello, también, se opone  a la laicidad de las instituciones del Estado y al laicismo, descalificándolo, porque éste significa “la defensa del pluralismo ideológico en pie de igualdad como regla fundamental del Estado de Derecho, al mismo tiempo que establecer un marco jurídico adecuado y efectivo que lo garantice y lo proteja, frente a toda interferencia de instituciones religiosas o de cualquier otra naturaleza, que implique ventajas o privilegios”.  Y este principio tampoco lo admite la jerarquía católica, porque, también, pone en peligro su enorme poder (terrenal).

Pues como se puede ver…casi todo estaba en el guión.

*Francisco Delgado. Es presidente de Europa Laica

 

Extremadura Laica-Cáceres Laica respeta la visita del Papa como líder religioso, pero censura el hecho de que se camufle un viaje pastoral como visita de Estado, con el principal objeto de hacer recaer sobre el erario público la mayor parte del coste.

 

Entendemos que la ciudadanía no tiene por qué costear los viajes pastorales de quien viene a predicar en contra de leyes aprobadas por el Parlamento español y que representa a una Iglesia que entre otras cuestiones rechaza la igualdad entre hombres y mujeres, es homófoba, mantiene y protege a pedófilos, y ataca el uso del preservativo aunque mueran miles de personas de sida, el joven hitleriano que llegó a gerente de la Iglesia católica”.

 

Por ese motivo se suma e invita a tod@s  a participar en la campaña organizada por la organización Europa Laica que hará llegar al Papa una “factura en la sombra”con el coste de sus visitas a España.

 

La campaña y que ya está activa en internet a través de las páginas web europalaica.com y laicismo.org bajo el lema “Pásale factura al Papa”, recoge a través de un formulario los gastos pormenorizados de las próximas visitas de Benedicto XVI a España: 3 millones de euros en Santiago de Compostela, casi 2 millones en Barcelona y 25 millones para la Semana Mundial de la Juventud que se celebrará en agosto de 2011 en Madrid.

Asimismo respaldamos las quejas de los colectivos feministas que critican entre otros aspectos, que el Papa y la Iglesia nieguen “el derecho de cualquier persona a decidir sobre el propio cuerpo”, ya sea por cuestión de identidad sexual o por su intención de abortar.

 

Finalmente queremos reprobar la decisión del Gobierno de Zapatero de romper su compromiso de enviar al Congreso de los Diputados la propuesta de “ley de libertad de conciencia y religiosa”, que figuraba en su programa y que, además, se había aprobado en el Parlamento prolongando así la situación de enormes privilegios simbólicos, jurídicos, económicos, tributarios y en materia de enseñanza y servicios sociales de los que disfruta la iglesia católica en España, incluso  aumentando, durante su mandato, de forma escandalosa, la financiación.

 

EXTREMADURA LAICA-CACERES LAICA EXIGE LA INDEPENDENCIA DEL ESTADO RESPECTO DE CUALQUIER CONFESIÓN RELIGIOSA, LA DEROGACIÓN TOTAL DEL CONCORDATO DE 1953 Y LOS ACUERDOS CON LA SANTA SEDE DE 1979, UNA ESCUELA PÚBLICA Y  LAICA, LA AUTOFINANCIACIÓN DE TODAS LAS IGLESIAS Y QUE LA IGLESIA CATÓLICA DEJE DE PERCIBIR LOS MAS DE 10.000 MILLONES DE EUROS AL AÑO DEL ESTADO,  QUE LAS CONFESIONES RELIGIOSAS NO DISFRUTEN DE PRIVILEGIOS Y QUE SE SOMETAN AL PODER CIVIL, QUE LOS RESPONSABLES PÚBLICOS, EN FUNCIÓN DE SU CARGO, NO PARTICIPEN EN ACTIVIDADES DE TIPO RELIGIOSO, NI UTILICEN SIMBOLOGÍA RELIGIOSA EN SUS ACTOS DE CARÁCTER PÚBLICO, Y UNA LEY DE “LIBERTAD DE CONCIENCIA” QUE GARANTICE, EN CONDICIONES DE LIBERTAD E IGUALDAD, EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DEL CONJUNTO DE LA CIUDADANÍA.

Ha sido la primera pero no la última. Estuvimos en Madrid.

Caceres Laica-Extremadura Laica en la concentración porel laicismo. Madrid 23.10.2010
Estado Laicos ya

 

Por primera vez nos atrevimos a hacer una concentración por un Estado Laico. Con recursos limitados y gran dosis de voluntarismo, pero sin ayudas ni subvenciones. Y salió. La próxima vez seremos más y más organizados. Hace poco ni nos conocíamos. Ahora estamos coordinados, compartimos el objetivo  y ya sabemos que somos muchos.

Y la prueba es que convocaron:

Alternativa Joves d’EUiA • Àmbit Prevenció • Asociación Albaceteña de Ateos, Agnósticos y Librepensadores • Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores • Associació Cultural Roig • Associació Pro-memòria als Inmolats per Catalunya • Associació Valenciana d’Ateus i Lliurepensadors • Ateneu Eclèctic i Liberal d’Ateus i d’Agnòstics • Ateus de Catalunya • Ateos y Librepensadores de Andalucía • Ateos y Republicanos • Ca la Dona-Xarxa Feminista • Cáceres laica • Casals de Joves de Catalunya • CCOO de Catalunya • CJC Joventut Comunista • Col•lectiu a les Trinxeres • Col•lectiu Republicà del Baix Llobregat • Comitè 1r de desembre-Plataforma unitària d’ONG/SIDA de Catalunya • Coordinadora Gay Lesbiana • CNT-AIT BCN • CNT-Catalunya • Europa Laica • Iniciativa Atea Fundació l’Alternativa • Fundació Pere Ardiaca • Joves Comunistes • Joves d’Esquerra Verda • Juventudes Comunistas. Izquierda Unida. Lliga per la Laïcitat • Moviment Laic i Progressista • P.C. Plataforma Contra la Impunitat • UAL-Sección de Aragón • Unión de Ateos y Librepensadores

EL 23 EN MADRID POR UN ESTADO LAICO YA

CONVOCATORIA CÍVICA

ACTO LAICISTA

23 DE OCTUBRE DE 2010

MADRID

PARQUE DE LA CORNISA-VISTILLAS

11:00-13:00

 

DE UN

  

POR UN

ESTADO LAICO,

¡¡YA!!

PER UN ESTAT LAIC, JA!!

ESTATU LAIKO, JADANIK!!

POR UN ESTADO LAICO, XA!!

¡¡¡…A LAS

 

¡¡¡…A LAS VISITAS DEL PAPA…

NO

  

CON NUESTROS IMPUESTOS, 

NI CON HONORES DE ESTADO!!!

UNA ESCUELA LAICA,

NO FINANCIACIÓN DE LAS RELIGIONES,

SEPARACIÓN DEL ESTADO DE LAS IGLESIAS

ELIMINACIÓN DE PRIVILEGIOS A LA IGLESIA CATÓLICA

LEY DE LIBERTAD DE CONCIENCIA

¡¡¡

 

 

PARTICIPA  

 

 

  

!!! SON NUESTROS DERECHOS…

horas

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE EXTREMADURA

 

ALELUYA, ALELUYA,  ALEEELUYAAAA

UNA COMPAÑERA NOS ENVÍA ESTA NOTA:

Tras dos años de pelea por fin en día 7 de septiembre de 2010 un AUTO del TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE EXTREMADURA ha ordenado la retirada de los símbolos religiosos del COLEGIO PÚBLICO ORTEGA Y GASSET DE ALMENDRALEJO, no obstante la Administración sigue sin cumplir plenamente el AUTO. Pero ahora ya tenemos una base legal en Extremadura para que todo el que quiera fuerce a la Administración a retirar todos los símbolos religiosos. Ana Lago.

Que no os obliguen a matricular a los niños en religión

He sufrido en propia carne los repetidos intentos para doblegar mi voluntad de madre y la del padre de mis hijas, en varias ocasiones, y otro tipo de presiones no menos sutiles, y aguanamos, en aquellos tiempos.

Gracias a esta postura mantenida por much@s compañer@ laicistas cada día hay menos gente que cede.

Pero hay que seguir aguantando y por eso:

Extremadura Laica suscribe esta nota de prensa y se suma a ella

Europa Laica ofrece a familias y profesorado algunas recomendaciones para evitar imposiciones de carácter religioso en la escuela

El 60% del alumnado de la escuela pública no está matriculado en religión

Europa laica exige a los poderes públicos que velen por la laicidad del sistema educativo y que potencien la escuela pública y laica

COMUNICADO DE PRENSA. 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Cada vez son menos los escolares que se matriculan en religión, a pesar de la fuerte presión de los obispados y de los equipos directivos de algunos centros escolares. Según los últimos cinco informes del Consejo Escolar del Estado, más del 60% del alumnado de la enseñanza no universitaria de la escuela pública no está matriculado en religión en el conjunto del Estado. Y cada curso que pasa crece el número de alumnos que no solicitan religión.

A unos días del inicio de curso escolar, y para evitar la vulneración de derechos de alumnado, profesorado, padres y madres, Europa Laica está dando a conocer las siguientes recomendaciones:

– En el momento de hacer la matrícula, en cualquier tipo de centro, nadie está obligado a responder, en el impreso correspondiente, si desea o no que su hijo o hija curse religión. En caso de no responderse, por defecto el centro está obligado a no matricular al menor en esta asignatura. Consideramos que tal consulta vulnera el artículo 16.2 de la Constitución española.

– Ningún alumno o alumna está obligado a asistir a clase de religión en cualquier centro público o privado. Por lo tanto, cualquier maniobra del centro que suponga una imposición con amenazas más o menos veladas, estigmatización o segregación supone una vulneración de derechos básicos de ciudadanía, que en algunos casos pueden ser constitutivos de delito.

– En el caso de que se decida que un escolar asista al inicio de curso a religión, hay que dejar muy claro que un alumno o alumna en cualquier momento del curso puede decidir la no asistencia a religión, sin que le suponga ningún tipo de problema.

– La impartición de la religión en los centros de enseñanza, que Europa Laica rechaza, en ningún caso supondrá la segregación, la estigmatización o la falta de atención al alumnado que no asista a religión. Los centros tienen el deber de organizar los horarios lectivos priorizando las áreas comunes, sin que la religión interrumpa el normal funcionamiento de los centros, al ser una materia voluntaria y no formar parte del currículo general, por lo que no debe disponer de departamento o equipararse organizativamente a otra área común.

Europa Laica hace estas recomendaciones para evitar situaciones como las denunciadas por muchos padres-madres y profesorado el curso escolar pasado, que suponían una grave vulneración del derecho a la libertad de conciencia en centros de titularidad pública y, sobre todo, en privados católicos financiados con fondos públicos. Estas denuncias están relacionadas con la presencia de simbología religiosa y, sobre todo, con la estigmatización y segregación que algunos alumnos y alumnas sufren a causa de sus convicciones y creencias, un hecho muy grave por tratarse de niños y adolescentes.

Europa Laica, junto a otras muchas organizaciones del estado español, viene reclamando de los poderes públicos que la enseñanza de la moral y doctrina católica o de otras religiones no se desarrolle en el ámbito escolar, además de que no se financien con fondos públicos centros con ideario religioso o de otra naturaleza ideológica.

OTOÑO CALIENTE

OTOÑO CALIENTE

Mientras el Gobierno español se da carpetazo a la “Ley de Libertad Religiosa”, ignorando la verdadera realidad del un pueblo diverso y que, en absoluto, comulga con los restrictivos modos de vida marcados por la iglesia católica, alegando que tampoco ahora es el momento oportuno, y  sigue potenciando las ceremonias religiosas como actos de Estado, continúan los costosos preparativos para la visita de Ratzinger a Santiago de Compostela y a Barcelona.

La idea del laicismo sigue esperando, y con ella nuestros hijos obligados a perder su tiempo en escuelas e institutos, obligados como el resto de los ciudadanos a tragar con una enseñanza religiosa impuesta, en el horario lectivo de nuestro sistema de enseñanza, y empeñada  en continuar imponiendo su moral e inculcando a regañadientes su ideología .

Para todo ello no hay problemas de recortes presupuestario, pues la influencia de la iglesia es tanta, en nuestro país, que sigue recibiendo  las misma injustificable financiación directa e indirecta y exactamente los mismos privilegios fiscales que antes de la crisis.

Las asociaciones laicistas no vamos a permanecer calladas mientras se sigue pisoteando el derecho a la libertad de conciencia. Y además a costa de los bolsillos de l@s ciudadanos.

Por eso os anuncio que se sucederán los actos laicistas y el primero será el 23 de Octubre a en Madrid en cuya convocatoria participa entre otras asociaciones Extremadura laica-Cáceres laica y al que hay que asistir tod@s los que podamos:

CONVOCA  EUROPA LAICA, Y EL RESTO DE LAS ASOCIACIONES LAICISTAS, ENTRE ELLAS TAMBIEN EXTREMADURA-LAICA

SABADO 23 DE OCTUBRE DE 2010

DE 11 A 13

PARQUE DE LA CORNISA

MADRID

POR UN ESTADO LAICO YA

SIN DESPERDICIO.

Queridos amig@s a continuación os pego un magnífico análisis de Enrique Ruiz, compañero de la asociación laicista de Riva:

Análisis de la Memoria Justificativa de Actividades de 2008 presentada por la Conferencia Episcopal Española

Siendo Gonzalo Puente Ojea embajador de España ante la Santa Sede, solicitó al Gabinete de Presidencia del Gobierno socialista, en 1986, información sobre las partidas presupuestarias a favor de la Iglesia católica (Ic, en adelante). Dicho Gabinete, junto con la citada información detallada por Ministerios, adjuntó un párrafo que no tenía desperdicio: “Además de la financiación directa con cargo a los Presupuestos del Estado, la Ic obtiene una importante financiación indirecta mediante las exenciones de impuestos o gravámenes que debería abonar conforme a la Legislación Fiscal en vigor. No se ha todavía calculado la cifra a la que asciende este beneficio fiscal, si bien se procurará obtener una estimación aproximada de la misma.”
Han transcurrido 24 Años y todavía sigue pendiente que el Gobierno de España elabore una estimación de las exorbitantes cantidades de que se beneficia la Ic y todas sus sociedades e instituciones, como consecuencia de las exenciones y bonificaciones fiscales al amparo de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979. Y ello en sus tres niveles administrativos: central, autonómico y local.
Conviene recordar que estas cuantiosas sumas se hurtan a los Presupuestos de estas tres administraciones y, por tanto, no están disponibles para financiar servicios de interés general, que beneficiarían a tod@s l@s ciudadan@s, independientemente de sus creencias y convicciones. Todo ello en beneficio de una creencia particular y de la Institución que dice representar: la Iglesia católica.
Esta breve introducción viene a cuento de la reciente Memoria de Actividades del ejercicio 2008, dada a la publicidad (pues de eso se trata, de publicidad) por la Conferencia Episcopal Española (en adelante, CEE), a través de los múltiples medios de comunicación de que es propietaria: televisiones, radios, periódicos en papel y digitales. Contando además, con la colaboración inestimable de los medios de comunicación de las cadenas autonómicas (radio y televisión) y de los medios generalistas de (des)información e (in)comunicación de la caverna mediática.
En primer lugar, cabe afirmar que dicha Memoria pretende servir al fin que menciona su título: justificar sus actividades. Por tanto, no hay información que permita hacerse una idea, siquiera aproximada, de los cuantiosos recursos económicos recibidos (o eximidos) por las distintas administraciones públicas y, lógicamente, del uso que de tales recursos se realiza. Tan sólo una sucinta referencia a su actividad litúrgica, pastoral o educativa. Y con ello, las mismas cifras que, año tras año, impiden ver el bosque de la financiación de la Ic en España.

1.- En el primer cuadro de dicha Memoria se presenta cómo se constituye el Fondo Común Interdiocesano (FCI, en adelante) en 2008 y lo compara con el año anterior. Este Fondo se compone de la asignación que sale de los Presupuestos del Estado, que se calcula en función de las “X” en la declaración del IRPF, denominada Asignación tributaria y de las aportaciones de las Diócesis. En la comparación que se realiza con el año anterior (2007), la Asignación tributaria se incrementa en un 2% y la de las Diócesis en un 2,7%. No obstante, basarnos sólo en la comparación con el año anterior sería engañoso: la tendencia, si incluimos años anteriores en dicha comparación, es que las Diócesis aportan cada vez menos y el Fondo Común Interdiocesano depende del Estado cada vez en mayor medida. De esta forma se ha llegado a la situación según la cual, las Diócesis aportan sólo el 8% del FCI, y el Estado aporta el restante 92%.

2.- El segundo cuadro de la Memoria nos muestra como se distribuye el FCI: el 84% de éste (140,5 M€, en 2008) se utiliza para sufragar los gastos de las diócesis, quedando el 16% restante (26 M€) para pagos que realiza directamente la gerencia de la CEE, en lo que denomina “aplicaciones generales”, que comentaré posteriormente. De este cuadro se deduce claramente que si no fuera por la subvención aportada directamente por el Estado, las diócesis católicas no podrían funcionar.
En su balance particular de 2008, las diócesis han aportado 13,5 M€ al FCI, mientras que han recibido a través de él 140,5 M€. Por tanto, el déficit para el ejercicio de 2008 fue de 127 M€, lo que significa 9,4 veces más de lo que recaudan. En unos tiempos en que la lucha contra el déficit público y el recorte del gasto público se ha convertido en el objetivo principal de la política económica, resulta inexplicable que el Estado siga “alimentando”, año tras año, a unas instituciones (las diócesis) que gastan diez veces más de lo que recaudan y que no realizan ningún servicio de interés general ni, por tanto, público. Y ello, en un Estado que se define en su Constitución, como aconfesional.
El corolario es que, ni siquiera los millones de personas católicas que dice la CEE que existen en España confían lo suficientemente en la jerarquía católica y en sus actividades, como para aportar los fondos necesarios para el funcionamiento de su Iglesia. Sin el apoyo del Estado, la Ic no funcionaría en España.

3.- En el tercer cuadro de la Memoria, se explica en qué se utilizan los 26 M€ del FCI (el 16%), a que aludía anteriormente, que gestionó directamente la gerencia de la CEE como “aplicaciones generales”: fundamentalmente, para remunerar a los obispos y al clero de las diócesis, así como para pagar su Seguridad Social. Con este fin se agota el 70% de estos gastos generales. Las Facultades eclesiásticas, la Universidad Pontificia de Salamanca y otros centros en Roma y Jerusalén se llevan otro 15%. Y otro 10% se emplea en actividades pastorales nacionales y en el extranjero.
Llama la atención, como aspecto curioso, que en la información ofrecida en años anteriores se mencionaba directamente el concepto “remuneración de los Srs. Obispos”, que este año ha desaparecido, quizás bajo la rúbrica más indirecta, institucional y sibilina de “Conferencia Episcopal Española”. ¿Tanto les preocupa a los Srs. Obispos que se visibilice tan claramente que están a sueldo del Estado? ¿Quizás prefieren expresarlo así porque resulte políticamente incorrecto que todos los españoles, sean cuales sean sus creencias o convicciones, sepan que están pagando el sueldo a unos obispos que torpedean “sin misericordia” todas las leyes que emanan del Parlamento, que sirven para reconocer o ampliar derechos civiles a distintos colectivos ciudadanos?

4.- En el cuarto cuadro de la Memoria se indica a qué grandes rúbricas han ido a parar los 140,5 M€ que se han enviado a las diócesis: el 78% (108,7 M€) se ha empleado para sustentar al clero, otro 10% en gastos generales y, tan sólo, un exiguo 11% se ha empleado en actividades pastorales. No cabe más ineficacia e ineficiencia en el uso de los recursos económicos (con mayor gravedad, en este caso, pues los recursos son públicos).
La actividad pastoral debería ser el objeto de la organización eclesial y, como el mismo documento señala, esta actividad consiste en “el acompañamiento personal de los fieles, asesoramiento espiritual y colaboración en su período de formación permanente”, así como que “se centra, de manera especial, en los niños y jóvenes, en los matrimonios, en el catecumenado de adultos y en las personas de mayor edad”.
Si la actividad pastoral es tan importante como proclama la jerarquía episcopal, ¿por qué se dedica, tan sólo, un exiguo 11% de los recursos de las diócesis a estos fines? Por más que haya muchos seglares y voluntarios trabajando gratuitamente en esta actividad, resulta fácil comprender cuál es el verdadero motivo que se esconde tras estas cifras: la Ic no tiene casi 80.000 sacerdotes y religios@s en España para realizar lo que tan pomposamente llaman “actividad pastoral”; para la actividad pastoral que realiza, sobra el 90% de estos efectivos. Si el verdadero objetivo fueran las actividades pastorales, éstas deberían absorber más del 50% de los recursos de las diócesis y el clero, sus funcionarios, no debería suponer más de un 30% del presupuesto total de las diócesis. ¿Entonces cuál es el verdadero motivo para mantener este “pequeño ejército” clerical, aparentemente ineficiente?
La respuesta sólo puede ser que el objetivo de la Ic es mantener una extensa y profunda red de sacerdotes y religios@s, cuya estructura pueda garantizar la difusión de su particular moral e ideología y, en definitiva, la presión y el control político y moral sobre el mayor número de ciudadan@s posible. Y para ello debe influir desde sus púlpitos, desde sus universidades, desde sus periódicos, desde sus emisoras de radio y televisión. Sin olvidar su influencia “vicaria”, es decir, la que no tiene origen en la actividad directa de los curas y religiosos, sino que se produce a través de periodistas, intelectuales, creadores de opinión y políticos afines, en todo tipo de medios públicos y privados.
En esto sí es la Ic extremadamente eficiente, pues no tiene que vivir, ni desarrollar sus actividades, de lo que recauda de sus fieles y, por otra parte, el Estado español se ha comprometido a proporcionarles “los recursos necesarios”, por los Acuerdos de 1979, sin imponer, siquiera, ninguna exigencia en la utilización de los caudales públicos.

5.- Un solo cuadro con cinco cifras resume, exclusivamente, toda la actividad litúrgica de la Ic en 2008, con una clamorosa omisión: la asistencia a misa durante 2008. Si para 2007, la propia CEE evaluaba la asistencia a misa en 7 u 8 millones de personas cada semana, mientras que en la propia web de la Conferencia Episcopal se hacía alusión, hasta hace poco, a los “10 millones de personas” que asistían a misa cada domingo, en la Memoria de 2008, simplemente se ha omitido. Se ha debido considerar que puestos a ofrecer cifras irreales e indemostrables, es mejor ahorrarse una mentira.
Los 335 mil bautismos declarados en la memoria 2008 suponen un incremento del 18%, respecto a 2007, muy superior al crecimiento vegetativo del estrato de los niños de o a 4 años, pero no se ofrece ninguna explicación acerca de este incremento, ni se indica de qué fuentes estadísticas proceden esos 335 mil bautizados. En todo caso, el aspecto numérico queda empequeñecido por la pervivencia misma de este acto litúrgico.
¿Pueden imaginarse a un recién nacido al que sus padres, por afinidad ideológica, afiliaran al PSOE, le hicieran el carné del PC, lo apuntaran al PP o lo hicieran socio de una organización atea? Sin duda sería un acto brutal, pero sobretodo, estúpido. Pues estos actos son de la misma naturaleza (atentados a la libertad de conciencia individual y por tanto, anticonstitucional) que “bautizarlos en la fe católica”. Y esta situación se produce ante la aquiescencia de los tres poderes básicos del Estado: el Parlamento, el Gobierno y la Judicatura.
El recién nacido, como todo menor de edad, es sujeto del derecho humano de libertad de conciencia (libertad ideológica y de religión) reconocido en el artículo 16 de la Constitución Española (CE, en adelante). Y la titularidad plena de los derechos fundamentales del menor está reconocida, desde 1996, por el artículo 3.1 de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor. Pero es un sujeto particular, por cuanto no puede ejercer dicho derecho. De ahí la necesidad de que se produzca una tutela por parte de los padres, mientras ese proceso de formación de la conciencia tiene lugar y se va construyendo su madurez física e intelectual.
Ahora bien, como señala el art. 39 de la CE, la finalidad de la patria potestad es procurar el desarrollo de la personalidad del menor de cara a favorecer su autonomía. De manera que si, como declara el propio Tribunal Constitucional (en su Sentencia 141/2000), los poderes públicos, y especialmente “los órganos judiciales”, deben velar porque el ejercicio de la potestad de los padres se haga en interés del menor, y no al servicio de otros intereses que, por muy lícitos y respetables que puedan ser, deben postergarse ante el interés “superior del niño”, ¿dónde reside el interés del recién nacido por formar parte de, o adscribirse a, una religión concreta?¿Cómo puede ser tan brutalmente constreñida la personalidad de un recién nacido, marcándole de manera indeleble, como reconoce, tan cínicamente en ocasiones, la propia Iglesia católica? ¿A quién beneficia esta práctica abusiva y ventajista y autoritaria, sino a la propia Ic, que perpetúa su semillero de creyentes, atrapándolos mucho antes de que tengan uso de razón y puedan elegir por sí mismos? ¿Cómo poner coto a esta práctica deleznable que vacía de contenido el potencial ejercicio del derecho fundamental de libertad de conciencia por su verdadero titular, el recién nacido? Todas estas preguntas reclaman una respuesta urgente de los poderes públicos.
El capítulo de primeras comuniones, 244 mil en 2008, se ha reducido asimismo un 5% respecto a 2007 y acumula un 8% de reducción respecto a 2005, tan sólo tres años. Lo llamativo, en todo caso es que sólo una década antes, en 1995, se realizaban 327 mil comuniones, es decir, se han reducido en un 25%,
Por último, las 104 mil bodas celebradas en 2008, que hace constar la Memoria de la CEE, se redujeron drásticamente respecto a 2007 un 31%, dado que en dicho año se celebraron 151 mil bodas católicas. Y esta es toda la información que se aporta sobre el particular. No se incluye en la Memoria, lógicamente, la cifra de matrimonios religiosos correspondientes a 2009, pero según el Instituto Nacional de Estadística en dicho año se casaron ante el dios católico 80.174 parejas, lo que significa un nuevo descenso del 23% en un solo año: es decir, en tan sólo dos años las bodas católicas se han reducido a la mitad. De esta manera, y por primera vez, los matrimonios civiles, que en 2009 ascendieron a 94.993 bodas, superan a los católicos, y por un 18%.
En todo caso, toda la información que aporta la Ic en la Memoria acerca de su actividad litúrgica se limita a cinco cifras, sin mencionar fuente estadística alguna o método de elaboración de las mismas.

6.- Curiosamente, a pesar de que la Actividad Pastoral es el concepto al que menos recursos económicos dedica la jerarquía católica, ocupa cinco páginas de la Memoria publicada por la Conferencia Episcopal. En la primera de ellas, se ofrecen datos que, aunque ya conocidos, conviene tener en cuenta para hacernos una idea del poder e influencia que la Ic tuvo en otro tiempo, y que aún posee: 77 mil religiosos distribuidos por toda España, de los que 20.390 son sacerdotes y el resto, otros religiosos y religiosas. A ello hay que añadir la indefinida cantidad de “más de 70 mil catequistas”, cuyo método de cálculo o estimación tampoco se ofrece en la Memoria. Por último se afirma la existencia de 22.661 parroquias. Todo ello configura un extenso entramado reticular, a lo largo y ancho del país, con 77 mil personas realizando, a tiempo completo, actividad pastoral y, en muchas ocasiones, política (por supuesto, la política establecida por la CEE), todo ello a costa de los contribuyentes de todas las creencias y convicciones (ateos, agnósticos, indiferentes o de otras religiones).

7.- En el siguiente cuadro, en el que se exponen las horas dedicadas a la actividad pastoral, se omite como es habitual en la Memoria, cualquier referencia a la fuente estadística o metodología de cálculo de la estimación. En todo caso, se mantiene que tres distintos tipos de “agentes” han dedicado 45,2 millones de horas (¿?) a dicha actividad: sacerdotes diocesanos, seglares y voluntarios. Respecto a los dos últimos, nada hay que comentar, pues su trabajo es voluntario y no remunerado, aunque realizan, a pesar de ello, el 23% de todas las horas dedicadas a esta actividad.
No obstante, la Memoria afirma que los sacerdotes diocesanos realizan 34,8 millones de horas de actividad pastoral, fundamentalmente en “servicios sacramentales” y, en menor medida, en dedicación a enfermos y catequesis. Esta aparente ingente actividad debe matizarse, pues si la asociamos a los 20.390 sacerdotes existentes en jornadas diarias de 8 horas, supone tan sólo una dedicación de 9,7 meses de 22 días (con dos días libres a la semana). De esta manera, en el supuesto, completamente inverosímil, de que trabajaran en hipotéticas jornadas de 8 horas, durante 5 días a la semana, según los datos ofrecidos por la CEE, los sacerdotes no trabajarían ni siquiera 10 meses al año. ¿A qué dedican su tiempo el resto del año? En fin, el caso es que 34,8 millones de horas dedicadas por 20.390 sacerdotes a la actividad pastoral (que parece ser “su trabajo”) no son suficientes, siquiera, para justificar un año de trabajo.

8.- Si poco sentido tiene el cuadro de horas dedicadas a la actividad pastoral, el siguiente cuadro que ofrece la Memoria de la CEE, intentando elaborar ratios de “intensidad pastoral” o de “pastoral recibida”, raya el auténtico absurdo. ¿Qué sentido tiene decir que dedican 60,17 minutos de actividad pastoral a cada habitante de España? ¿Qué servicios sacramentales se prestan a las personas de creencias ateas, agnósticas o de otras convicciones filosóficas? ¿Y a los musulmanes, evangélicos o indiferentes? Obviamente este absurdo procede de una burda manipulación episcopal, intentando presentar la actividad pastoral católica como un servicio público y, por tanto, de carácter general. Nada más lejos de la realidad. Ni siquiera todos los creyentes católicos (más bien sólo un pequeño porcentaje) son “usuarios” de la actividad pastoral. Pero el estudio de la CEE fantasea con que la dedicación pastoral la reciben 45.116.992 habitantes.
Pero si absurda es la ratio de “intensidad pastoral”, la de “pastoral recibida” es indescifrable, pues en ningún sitio se establece cuál es el “tiempo recibido de actividad pastoral”, que figura en el numerador, y hay que volver a adivinar el número de habitantes respecto al que se calcula, por lo que ni siquiera los obispos saben que quieren decir con que a cada habitante le corresponde 451,6 minutos de “pastoral recibida”. Estos números no significan nada, pero a la Ic le sirve para ofrecer una apariencia de que “rinde cuentas”. En fin, resultaría cómico este “montaje mediático” si no resultara tan patética la burda manipulación de una memoria que pretende “justificar actividades” de una manera tan ramplona e inverosímil.
Se refieren a ”tiempo recibido de actividad pastoral” a lo que antes han denominado como “tiempo dedicado a la pastoral por los agentes”. ¿Están hablando de lo mismo? Parece que sí. Pero aquí los habitantes no son todos los españoles, sino sólo algo más de 6 millones. ¿De dónde sale este cálculo? En la Memoria no busquen explicación.
El paroxismo de lo ridículamente inexplicable se alcanza con la ratio de “Servicio Pastoral”, pues el numerador es el supuesto “coste de los Servicios Pastorales”, que se deduce de un único cuadro en el que supuestamente se refleja el coste de prestar dichos servicios, sin especificar qué costes son directos, cuáles indirectos, cómo se imputan éstos, qué amortizaciones de inmovilizado o de otro tipo son imputables, a qué parroquias o territorios corresponden. En fin, no busquen nada de esto, porque no existe en la Memoria. Sólo se afirma que dichos servicios cuestan (¿?) 680 M€. Y nos lo tenemos que creer, como un acto de fe, lógicamente.
Estos servicios, de nuevo falsamente, los vuelven a imputar a todos los habitantes de España, como si 45 millones de personas fueran “clientes” del “servicio pastoral”, de manera que el cálculo que ofrece vuelve a no tener ningún sentido. Con el agravante de que ya que se inventan lo que les cuesta dar este servicio, no tienen el mínimo rubor en inventarse que “el coste que tendrían las actividades ofrecidas por la Iglesia si hubieran de ser contratadas en el mercado, supondría un importe de 1.860 M€”, ¿Pero existe un mercado de “actividad pastoral”? ¿De qué mercado hablan los obispos? ¿Quizás del mercado de las creencias religiosas católicas? ¿Qué pintaría el Estado “ofreciendo” actividades pastorales relacionadas con una religión? ¿Qué tienen que ver con ese “mercado” las personas de creencias ateas, agnósticas, indiferentes o las que creen en otras religiones, distintas de la católica? En fin, esta magnífica superchería se cierra con la antológica frase de que cada euro que se invierte en la Iglesia (confundiendo gasto con inversión), “rinde como más de dos veces y media (2,73) en su servicio equivalente en el mercado”.
Así pues, la CEE lanza datos y cifras de una forma que provocaría la vergüenza de un estudiante de primer curso de Ciencias Económicas. ¿Ineptitud? Ciertamente, pero ello no preocupa a sus Ilustrísimas, porque el objeto de la Memoria no es ofrecer cifras económicas sobre su actividad con un mínimo rigor. Su verdadero objetivo es elaborar dos cifras (inventadas) y tres ideas básicas, y centrifugarlas a través de sus potentes medios de (in)comunicación y (des)información, periódicos, emisoras, televisiones, boletines y múltiples revistas, con la inestimable colaboración amplificadora de la caverna mediática de ámbito estatal y autonómica. Una vez “machacada” la opinión pública con dichos mensajes durante 15 días, el objetivo está cumplido. ¿Quién se va a dar cuenta, o a quién importa que tales “informaciones” estén basadas en invenciones o supercherías?

9.- La prueba de todo lo que digo se confirma cuando se observa el cuadro que la Memoria editada por los obispos dedica a la “Actividad Educativa”. Tras informar de que existen 6.041 centros católicos (educativos) atendidos por 112.439 personas (sin indicar cuántas están dedicadas a labores docentes o de otro tipo), abarcando 1.370.151 alumnos, cierran el escueto cuadro con una “perla” que merece comentario: afirman que ahorran al Estado (siempre ahorran al Estado) 4.148 M€.
Esta afirmación no puede ser producto de ineptitud o desconocimiento, por lo que sólo es achacable a la estrategia publicitaria con que la Ic intoxica a través de todos los medios de difusión y persuasión, con objeto de crear, y mantener, un estado de opinión favorable a la enseñanza confesional y a su propia jerarquía. Asimismo le sirve para hacer más homogénea la opinión (argumentarios, se denominan en el ámbito político), no sólo entre sus fieles más incondicionales, sino entre la gran masa de personas que no va más allá de los titulares de los periódicos, en papel o digitales, y de las emisoras (de radio o televisión).
Como cualquier persona medianamente competente en el uso del leguaje puede entender, se denomina ahorro a la parte de los ingresos que no se gasta; sin embargo, la Ic no le ahorra al Estado ni un solo euro. Esta cantidad que la CEE dice que ahorra al Estado es, en realidad, los 4.148 M€ (casi 700 mil millones de las antiguas pesetas) que el Estado se gastó en subvencionar la enseñanza concertada (mal denominada privada) que, en su mayor parte, se compone de centros religiosos católicos. El hecho real, contrastable, es que el 16% de todo el gasto público en educación (no universitaria) se desvía para subsidiar la escuela concertada, fundamentalmente católica y, por tanto, antepone idearios e intereses confesionales, y muy particulares, a los intereses generales, a la igualdad (de creencias, de género, de recursos o de oportunidades) y a la libertad de conciencia. Y este porcentaje era, en el ya algo lejano 1992, del 9%.
Lo cierto es que en apenas 15 años, la financiación privada concertada ha pasado de representar el 9% del gasto público total en educación al 16%, y esos más de 4 mil millones de euros los gasta el Estado en financiar centros privados con ideario católico, la mayoría, en detrimento de la escuela pública de calidad, gratuita, igualitaria y en la que rija la libertad de conciencia para tod@s sus alumn@s.
Si a este gasto público le añadimos los más de 600 M€ que salen de los Presupuestos del Estado para pagar a los catequistas de religión en la escuela pública y concertada, obtenemos la única verdad: la enseñanza confesional católica nos cuesta a todos los españoles la friolera de 5.000 M€, lo que significa una cantidad (0,83 billones de pesetas) cercana al billón de las antiguas pesetas.
Esta es la realidad que oculta la propaganda episcopal: España tiene la enseñanza privada más subvencionada por el Estado de toda la Unión Europea y, por el contrario, el gasto público por alumno más bajo. Así pues, los recursos que se niegan a la enseñanza pública se derivan a la privada, católica mayoritariamente.
Respecto al resto de actividades teológica, pastoral o caritativa, a que se refiere la Memoria, nada tengo que comentar ni sobre su naturaleza ni acerca de las cifras que se ofrecen, dada un vez más la ignorancia de las fuentes de la que se obtienen ni cómo se elaboran.
Valga lo expuesto para recapitular con la idea con que comenzaba este trabajo: alrededor de las (pocas) cifras de la Iglesia hay mucha mercadotecnia y propaganda y ninguna transparencia. La jerarquía católica lo que debe ofrecer es un balance económico anual integrado del conjunto de sus actividades en España, que ilumine en qué, y cómo, se gasta las cuantiosas sumas con que le subvenciona el Estado, y por tanto tod@s l@s contribuyentes, en sus tres niveles, central, autonómico y local. Y el Estado, en un ejercicio de responsabilidad debe exigir ese balance anual integrado, en el que también se consignen las subvenciones indirectas aportadas por el Estado en relación con las exenciones y bonificaciones fiscales, al amparo de los Acuerdos con el Vaticano de 1979.

Rivas Vaciamadrid, 5 de agosto de 2010
M. Enrique Ruiz del Rosal

Sin desperdicio

Interesante artículo de “el Pais”  de JUAN G. BEDOYA sobre la  NO Laicidad del estado Español,  que nos sirve de resumen y de recordatorio:

Lo viejo no acaba de morir, lo nuevo no acaba de nacer. Este es el estado de ánimo de los movimientos laicistas ante la anunciada reforma de la legislación sobre libertad religiosa, cuyo contenido adelantó EL PAÍS el domingo día 13. El Gobierno ha presentado los cambios de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 como un desarrollo de la “laicidad del Estado”. Entre otras medidas, prohibirá la presencia de símbolos religiosos -como el crucifijo cristiano- en edificios públicos y buscará una fórmula para que los llamados funerales de Estado sean civiles, sin ceremonias religiosas. También se propone extender a otras religiones de “notorio arraigo” privilegios que disfruta la mayoritaria confesión católica, a la que el Estado financia con unos 6.000 millones de euros anuales.


De esta cifra, 3.000 millones se destinan, según cifras oficiales, a sostener los colegios religiosos concertados, pero también se paga con dinero público el sueldo de obispos y sacerdotes; a los profesores de catolicismo en la escuela pública (unos 15.000); el salario de más de un millar de capellanes castrenses, hospitalarios y carcelarios, e incluso gran parte de la restauración o sostenimiento del ingente patrimonio histórico artístico de esa religión, la segunda propietaria inmobiliaria después del Estado.

“Es iluso creer que se avanza hacia la laicidad mientras persistan los privilegios de la Iglesia católica, acordados en Roma en la Navidad de 1979 por el ministro de Asuntos Exteriores español y el secretario de Estado de la Santa Sede”. “La tentación de extender los privilegios del catolicismo a otras religiones agravaría la confesionalidad encubierta del Estado”. “España es ahora un Estado aconfesional con querida. Mañana podemos ser un Estado aconfesional con cuatro o cinco mantenidas más, es decir, habremos retrocedido en laicidad y neutralidad religiosa”. Con esta contundencia se expresan los eclesiasticistas partidarios del laicismo y gran parte de los líderes de las religiones llamadas minoritarias, con tres o más millones de fieles.

Lo mismo opinan católicos de base que no viven “la laicidad como una amenaza contra la Iglesia, sino como una oportunidad positiva”. El Foro de Curas de Madrid incluso vislumbra en la laicidad el sueño de que su Iglesia acepte “mirar la modernidad sin ingenuidad o frivolidad pero con esperanza, descubriendo que la laicidad puede ser evangélica y teológicamente positiva”.

Enfrente, la jerarquía del catolicismo alza la voz con severidad contra las intenciones del Ejecutivo socialista. Los obispos consideran el laicismo un ataque a su Iglesia e, incluso, “un retroceso de la civilización y una aberración del ser humano”, y ven en las intenciones de los socialistas irreligiosidad, ateísmo o anticlericalismo. Aún confían en que el presidente Rodríguez Zapatero desista de la reforma anunciada tras entrevistarse en Roma con Benedicto XVI hace dos semanas.

El desencuentro entre jerarquía y sociedad civil empieza por la palabra laicidad, utilizada ahora por el Gobierno. ¿Qué es la laicidad? No hay definición formal. No existe la palabra en los diccionarios, ni siquiera en el de María Moliner, un “diccionario de uso”. Hay que acudir a la definición de laicismo para entenderse: “doctrina que defiende la independencia del hombre o la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa” (Real Academia Española).

“La laicidad es producto de una historia de luchas por la libertad religiosa y de conciencia, una historia limitada en el tiempo -dos siglos- y en el espacio -Occidente- durante la cual la vida política y social ha logrado emanciparse fatigosamente de las primitivas hipotecas confesionales”, afirma el historiador Ramón Teja, catedrático de la Universidad de Cantabria y presidente honorífico de la Sociedad de Ciencias de las Religiones.

Añade Teja: “Laicidad significa la existencia de un espacio público a disposición de todos los ciudadanos para ejercer sus derechos en condiciones de libertad y de igualdad, una ciudad de los hombres en la que haya espacio para todos, no una ciudad de Dios en la que solo haya lugar para sus creyentes”.

Teja subraya “las muchas dificultades” que hubo en el Concilio Vaticano II para el reconocimiento por la Iglesia católica de esa libertad e igualdad religiosa. “Hoy circulan en España y otros países católicos, como Italia, nuevas doctrinas que consideran inaceptable la equiparación de la religión católica con las otras confesiones. Se rechaza el principio de igualdad como criterio básico de la política del Estado en materia de cultos. Puesto que no resulta ya defendible por la Iglesia la teocracia, se recurre a la herencia y al Concordato con la Santa Sede para reclamar un trato privilegiado en materia de símbolos religiosos, financiación, educación, etcétera, y se pretende que las demás confesiones se contenten con ser toleradas”.

El catedrático Antonio Monclús, que acaba de dirigir un encuentro de religiones en el Instituto Cervantes de Tetuán, considera que la laicidad es “una dimensión central en ese diálogo entre culturas y en la Alianza de Civilizaciones”. “El laicismo es el mapa sobre el que se asientan las diferentes culturas. La laicidad es una característica esencial del Estado moderno. El Estado, laico, debe garantizar el derecho de cualquier cultura a expresarse y desarrollarse, desde la no confesionalidad de los poderes públicos. Los Acuerdos con la Santa Sede impiden que en España contemplemos hoy un mapa así de libre”, añade el también director de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo-Campo de Gibraltar.

El meollo del debate sobre el laicismo está en la financiación de las actividades del catolicismo. Nada hay más contradictorio con un Estado laico que el que la Hacienda pública ejerza de recaudadora de impuestos para sostener a una religión concreta. El Vaticano se comprometió en los Acuerdos de 1979 a que su Iglesia en España se autofinanciaría con el llamado “impuesto religioso”. Mientras tanto, Gobierno y episcopado acordaron un mecanismo transitorio de asignación tributaria mediante el IRPF. El plazo acabó hace dos décadas. En 2007, Rodríguez Zapatero aceptó la renuncia de los obispos a su compromiso de autofinanciación, e incluso les elevó un 34% (del 0,52% al 0,7%) el porcentaje de la cuota de IRPF que los católicos pueden destinar a su confesión, sin añadir un céntimo más que el resto de los contribuyentes.

El Gobierno no se propone reforma alguna en este asunto, y eso que los expertos de su propio entorno le han dicho que “financiar religiones es inconstitucional”. Es la conclusión del Laboratorio de la Fundación Alternativas, que dirige el ex ministro socialista Juan Manuel Eguiagaray. Muchos miembros del patronato de esa fundación pertenecen también al PSOE. El Tribunal Constitucional nunca ha entrado en el fondo de la cuestión porque nadie ha recurrido ante él el concordato; aunque sí ha resuelto algunas cuestiones de constitucionalidad por jueces relativos a aspectos puntuales.

“El marco de relaciones entre el Estado y la Iglesia católica es manifiestamente mejorable y en algunos casos profundamente inaceptable”, sostuvo Eguiagaray cuando la Fundación Alternativas presentó en sociedad su proyecto de Estatuto de laicidad. “El sistema vigente de financiación es inconstitucional. El acuerdo sobre asuntos económicos, de 1979, estableció un régimen temporal de financiación estatal de la Iglesia católica que, además de haber sido incumplido por ambas partes, resulta de difícil encaje en la definición de un Estado laico o aconfesional, ya que la financiación de las confesiones religiosas no puede entenderse como contenido del derecho de libertad religiosa, amén de que su mantenimiento únicamente en favor de la Iglesia católica supone una violación del principio de igualdad”, sostiene la Fundación Alternativas.

El informe había sido realizado por dos profesores de Derecho Eclesiástico, José María Contreras y Óscar Celador. Contreras ha sido director general de Asuntos Religiosos en el Ministerio de Justicia, un departamento que el Gobierno ha decidido eliminar.

Alejandro Torres, también profesor de Derecho Eclesiástico -en la Universidad Pública de Navarra-, hace estas cuentas. “La Iglesia católica lleva incumpliendo más de 30 años el compromiso de ‘lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades’ (artículo 2.5 del Acuerdo de Asuntos Económicos). Recordar esto no es anticlericalismo pues si dividimos los 250 millones de euros que percibe la Iglesia en concepto de Asignación Tributaria entre: 1) 44 millones de españoles, tocan cada español a 5,6 euros al año. 2) El 80% de esos 44 millones de españoles, que según el CIS se declaran católicos, tocan cada católico a 7,1 euros al año. 3) El 20% de esos 44 millones de españoles, que son católicos practicantes, toca cada católico practicante a 28,40 euros al año, menos de 50 céntimos por cada misa dominical.

Es poco dinero por cada fiel católico, pero los obispos se aferran al sistema de financiación pública porque desconfían, con razón, de la generosidad de sus fieles. Coinciden con el historiador William J. Callahan, de la Universidad de Toronto. “La tacañería del católico para sostener al clero es histórica. Las encuestas indican que, en práctica religiosa, la Iglesia católica española está viva y bien, como diría Jacques Brel. Pero las encuestas son engañosas. La religiosidad ha decaído en los últimos años”.

Frente a la versión de los obispos, que hablan de que los españoles son el 90% católicos, Callahan opone el dato de los que van a misa o hacen caso a las consignas de sus jerarcas. “El cálculo varía entre el 15% y el 25% de la población”, según el autor de La Iglesia católica en España.

El Ejecutivo tiene donde apoyarse si quisiera reformar el sistema de financiación. Esta es la tesis del profesor Fernando Amérigo, de la Universidad Complutense de Madrid y autor de La financiación de las confesiones religiosas en la UE. “A la hora de financiar a las confesiones religiosas hay dos grandes sistemas: los directos y los indirectos. Los sistemas directos (dotación presupuestaria, asignación tributaria, subvenciones directas o la creación de fondos estatales para el culto y clero) se caracterizan porque el Estado financia a las Iglesias mediante fondos públicos, es decir, considera la actividad estrictamente religiosa como parte del gasto público.

Los sistemas indirectos se basan en que el Estado facilita o promociona el sostenimiento económico de las confesiones a través de los ciudadanos de forma voluntaria. Es el caso de las desgravaciones fiscales a las donaciones, que se dan en Francia, Holanda o Portugal, o del impuesto religioso o cuota eclesiástica que se aplica en Alemania, Austria, Suecia o Finlandia.

Hay países donde las Iglesias se autofinancian -Reino Unido y Eslovenia- o donde se prohíbe la financiación de las confesiones, como Irlanda (si bien la Iglesia católica recibe allí ayudas en el sistema educativo). “Los sistemas directos son, en puridad, incompatibles con la laicidad del Estado, puesto que suponen una violación tanto de la separación como de la neutralidad”, sostiene Amérigo.

Alejandro Torres subraya otros beneficios fiscales. “Las viviendas o casas parroquiales de los ministros de culto de las confesiones que han suscrito un acuerdo con el Estado, y los huertos y jardines adyacentes, están exentas en el IBI. Eso es incompatible con los principios constitucionales de laicidad del Estado y de igualdad. Pese a que ‘ninguna confesión tendrá carácter estatal’ (artículo 16.3 de la Constitución), se da la paradoja de que los ministros de culto de las confesiones con acuerdo tienen un régimen fiscal mejor que el de los funcionarios. ¿Qué relación tiene el uso y disfrute de un huerto o jardín con el ejercicio del derecho fundamental de libertad de religiosa?”.

Otro privilegio: el que atribuye a las diócesis la Ley Hipotecaria (artículo 206) para la inmatriculación de inmuebles. “Si ninguna confesión tiene carácter estatal, y si la sentencia 340/1993 del Tribunal Constitucional prohíbe la confusión entre funciones y fines religiosos y funciones y fines estatales, ¿cómo es que los obispos católicos pueden emitir certificaciones de dominio, como si fuesen funcionarios dotados de fe pública?”, se pregunta Torres.

Juan José Tamayo, director de la cátedra de Teología en la Universidad Carlos III, en Madrid, y secretario general de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, concluye que el Gobierno se ha quedado “sin política propia” en cuestiones de laicidad. “La agenda se la marca otro Estado, el de la Ciudad de Vaticano….

Para leer entero Pincha en:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/laicos/nada/elpepusoc/20100703elpepisoc_1/Tes

PASITO A PASO

PASITO A PASO Más horizontal imposible, el jueves se reunió la Asamblea de Extremadura Laica para debatir sobre el mundo que nos rodea, y concretamente sobre la vulneración del derecho a la Libertad de Conciencia y otros Derechos Civiles, por motivos religiosos. En aspectos concretos hablamos sobre nuestros avances (impresos de matrícula laicos), nuestras intervenciones en los medios (Sobre las declaraciones hechas por la Asociación sobre el uso del Burka), los acuerdos de colaboración que hemos iniciado (Europa Laica, DMD), así como nuestra participación en otros colectivos (plataforma anticapitalista), y los proyectos que a corto plazo nos proponemos, como la materialización de estos pactos. Entre los acuerdos que adoptamos se consideró prioritario atar cabos, y en este sentido determinamos plazo y encargada para la tramitación de una Demanda contra la presencia del crucifijo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cáceres, con la ventaja de que ya hay jurisprudencia por el Tribunal de Estrasburgo, a cuya instancia no dudaremos en acudir, si no retiran antes los símbolos religiosos, en este caso el crucifijo, de Salón de Plenos y otros espacios públicos del Ayuntamiento de Cáceres.

Y aquíos pego un resumen de las decisiones tomadas:

1)  Tras discutir sobre cada uno de los aspectos planteados, se desestima plantear una campaña propia contra la eutanasia, y se toman  porunanimidad los siguientes acuerdos:

–          Aceptar la invitación a participar en la Asamblea de Refundación de IU, a la que asistirá el socio de  Cáceres Laica Manuel Cruz Moreno, como representante.

–          Reunirnos en Cáceres  el 15 de Julio con Paco Delgado, Presidente de Europa Laica, para materializar la firma de nuestra colaboración en un documento, que previamente elaboraremos de común acuerdo entre ambas asociaciones.  Se convocará rueda de prensa para el evento

–          Reunirnos en Hoyos con el grupo local de la Asociación DMD, a lo largo del verano, para  determinar las acciones de colaboración  que podemos abordar, entre las cuales proponemos apoyar sus campañas, e intercambiar mutuamente el apoyo y la infraestructura para actos de presentación.

–          Iniciar a partir de Julio los trámites para  presentar un  Procedimiento contencioso Administrativo demandando judicialmente la retirada del crucifijo del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cáceres

 Solo recordaros que desde Extremadura Laica os invitamos  a vuestra participación activa en la lucha por el laicismos dentro de esta asociación.

Mila Carrero

ASAMBLEA GENERAL ABIERTA DE CÁCERES LAICA (EXTREMADURA LAICA-EUROPA LAICA)

En la anterior asamblea de CÁCERES LAICA del 17.03.2010 hicimos repaso de los logros conseguidos en dos años de andadura en su camino de promoción y divulgación de los valores laicistas, acostumbrando a la sociedad más próxima a la presencia de los valores laicistas, y trabajando para hacerlos respetar,  mediante la continua educación  en los principios de Libertad de Conciencia, e Igualdad, generando, en nuestro entorno, opinión en torno a las condiciones necesarias para su desarrollo y aquellas que lo impiden. 

Con estos planteamientos la Asociación ha ampliado sus relaciones estrechando lazos con el resto de aquellas que integran el movimiento laicista en España.  

Al mismo tiempo se ha hecho un esfuerzo, a través de los medios de comunicación clásicos y de la red, así como en la calle (mesas informativas) para llegar al mayor número de personas posible. 

El primer encuentro Laicista de Cáceres ha sido la actividad crucial que ha proporcionado mayor divulgación, más repercusión mediática y un marco más propicio para interrelacionarse con otros colectivos afines  a la Asociación.

En la actualidad, y en esta línea, hemos procedido a la fundación de Extremadura Laica como una asociación con grupos locales y territoriales asociados, dispuesta a prestar todos sus recursos  a nuevos grupos locales que vayan surgiendo (Badajoz Laica, Plasencia Laica)  en Extremadura, sumando así nuestros esfuerzos.

Nuestra intención es seguir interactuando con otros colectivos que coincidan en nuestros planteamientos y objetivos y en este marco, además de colaborar con las otras asociaciones laicistas, participamos en los actos del día 14 de abril organizados por la Plataforma Cacereña por la Tercera República, e igualmente nos proponemos alcanzar un acuerdo de colaboración con el colectivo de la asociación DMD de Hoyos, apoyando con una campaña el derecho a una muerte digna.

De odo ello hblaremos en nuestra próxima ASAMBLEA   ala que tod@s estais invitad@s:

Se convoca:

 ASAMBLEA GENERAL ABIERTA DE CÁCERES LAICA (EXTREMADURA LAICA-EUROPA LAICA)

Lugar: Edificio valhondo (Cáceres. Antigüa facultad de Filosofía)

Hora: 19.00

Día: Jueves 24 de Junio

Orden del día:

 – Informe de Gestión : Extremadura Laica-Europa Laica. Proceso de desarrollo del proyecto.

– Proyectos pendientes

– Nuevos proyectos: Colaboración con DMD(Campaña por la eutanasia)

– Informe económico

– Área de Educación: Informe

– Varios, y propuestas.

 

 Además de la necesidad legal de convocar Asambleas Generales es importante que hagamos puesta en común de nuestros planteamientos y propuestas. Nada más sano y enriquecedor que el debate abierto y directo, por lo que espero que asistáis y que animéis a asistir a aquell@s amigos que estén interesados en la defensa del derecho a la Libertad de Conciencia, con todo lo que comporta.

Milagrosa Carrero Sánchez

Pañuelo sí, pañuelo no…

A  estas alturas a nadie se le escapa que no estamos hablando de un pañuelo, de un cinturón o de unos zapatos. Hemos entrado en una discusión compleja y llena de matices: el uso del pañuelo Islámico.

Esta discusión ni se plantearía si  las leyes iraníes no ordenaran que todas las mujeres jóvenes deben usar el velo y cubrir sus cuerpos con un largo traje negro, si allí mismo el testimonio de un varón en un juicio no valiera lo mismo que  el de dos mujeres, si a las mujeres no se les prohibiera en dicho país islámico  ser juezas, o candidatas a la presidencia. Esta discusión no se plantearía si en países como Afganistán  las mujeres no tuvieran prohibido trabajar, salir solas, o  caminar por las calles, sin estar cubiertas de pies a cabeza.  No se plantearía si en Arabia Saudí las mujeres pudieran votar, si en Camerún no fuera el marido quien decide si la mujer trabaja o no, si en Sudán no se permitieran  los matrimonios forzados, si en Nigeria no estuviera permitida legalmente  la violencia de género, si en el Líbano no se le redujera la pena al hombre que mata a su esposa, o a otra mujer de su familia, demostrando que cometió el delito en respuesta a una relación sexual socialmente inaceptable de la víctima, etc.

No estamos hablando del pañuelo, estamos hablando de la discriminación, la esclavitud y la violencia. Y claro que una mujer adulta y libre tiene tanto  derecho a elegir su vestimenta cómo el resto de los ciudadanos,  pero no está obligada a que se la impongan, y precisamente en protección de estos derechos individuales se plantea la necesidad de controlar su uso.

En primer lugar habría que distinguir entre las diferentes edades:

 Cuando nos referimos a menores, éstos  deben estar protegidos por la Ley incluso de sus propios familiares. Los padres, por ejemplo,  no pueden impedir el derecho a la educación de los hijos aunque esto suponga la escolarización obligatoria. Muchos niños se ven por este motivo obligados a viajar cada día o a vivir en colegios, fuera del núcleo familiar, en contra de la voluntad de los padres. Porque ¿pueden los padres decidir sobre la vida del menor? ¿pueden, por ejemplo,  dejar que un hijo muera por negar su permiso para una trasfusión sanguínea, alegando motivos religiosos o culturales, o acaso puede decidir si se le amputa una parte de su cuerpo, como es el clítoris? .¿Por qué entonces el Estado habría de permitir que se someta a las niñas a una indumentaria discriminatoria  y mutilante que les impide competir, en igualdad, en materia educativa?.

La educación es obligatoria y debe estar regulada en cada uno de sus detalles,  en los contenidos, en los procedimientos, y  en el sistema de control, de forma que se garantice el acceso a la misma de todos y todas,  se controle su calidad, y  se garanticen el principio constitucional de igualdad. Para ello no solo se debe asegurar el suficiente número de centros públicos o concertados, adecuadamente dotados, o el transporte, sino que la docencia impartida sea de calidad, necesariamente  laica, y gratuita, -lo que en la actualidad no se  produce-, y la accesividad, de los menores, a la misma, con el equipo adecuado. ¿Se imaginan que algún alumno o alumna asistiera a clase de educación física con tacones y una mini ajustada?, ¿o acaso veríamos oportuno que los jóvenes aprendieran a manejar máquinas-herramientas sin atenerse a las normas de seguridad, o escribieran en la pizarra con esposas en las muñecas, aunque lo exijan las creencias religiosas de sus mayores?

En segundo lugar hay que distinguir entre el entorno privado y los espacios públicos, de lo contrario,  muchos ciudadanos podrían optar por ir desnudos, en verano, por la calle sin temer a ser sancionados, o podría permitirse que los coches circularan marcha atrás, o que los transeúntes realizara el coito en los semáforos.

El uso de los espacios públicos está sujeto a unas reglas que exigen recoger la caca del perro, respetar la señalización, y  sobre todo, actuar dentro de la legalidad. Sería impensable, por ejemplo,  consentir que un marido “sacara de paseo”, por la calle, a “su” mujer  con cadena al cuello, o la controlara con un látigo. Tampoco parece lógico consentir el uso en público de  indumentarias muy concretas  como el burka, que además de limitadoras y perjudiciales para la salud, son seriamente sospechosas  de encubrir  imposiciones esclavizantes para la mujer.

Finalmente, y sobre el uso del pañuelo  en mujeres que son representantes públicas, como el caso de las parlamentaria, insisto en exigir la estricta separación entre la vida privada de estas personas, cuya libertad nadie cuestiona, y sus actos como representante público, en los que cualquier manifestación externa de sus particulares creencias religiosas es inaceptable.

Y dicho esto quiero agregar que la discriminación machista, y el sometimiento de la mujer , como su máxima expresión, no se dan solo en la religión islámica, sino en todas ellas – solo hay que echarle un vistazo a las monjas de clausura para entenderlo- y quien tenga dudas que repase el organigrama de la jerarquía eclesiástica católica compuesta exclusivamente por machos; Y matizar que tampoco es exclusiva de los países islámicos, que desgraciadamente aun mantienen leyes esclavizantes para la mujer, negándole su plena capacidad como persona, y tratándola como a esclava en pleno siglo XXI, sino también de los “modernos” países occidentales, que  consiente estos planteamientos, y permiten la situación,  haciendo “la vista gorda” cuando les interesa, -y me da igual que sea por motivos militares o económicos-, reconociendo a gobiernos machistas, y comerciando con Estados donde la mujer vive sometida. ¿O alguien cree que si los países occidentales estuvieran preocupados por la discriminación de la mujer iban a llevarse “a partir un piñón” con los que los que  la amordazan con sus leyes? …

No vamos a pegarnos por un pañuelo o por una camiseta, pero creo yo que la lucha por las libertades y los derechos, sí merece la pena el esfuerzo.

 

Mila Carrero Sánchez

 

TODO ESTÁ ATADO Y BIEN ATADO, EVIDENTEMENTE.

El más alto mandatario local del ejercito, al Alcaldesa de Cáceres (PSOE), El Presidente de la Comunidad Autónoma ( PSOE) y el Presidente de la Diputación (PSOE), llevan las andas de la imagen de la “patrona” de la ciudad, flanqueados por dos mandos de la guardia civil de gala, con tricornio y guantes.

 
 
Y la Alcaldesa tiene la desfachatez de entregar el bastón de mando de la ciudad al muñequito en cuestión.
 
 
 
Por lo visto una de las mayores preocupaciones “del Presidente de Extremadura y de la Alcaldesa de Cáceres” es la organización territorial de las diocesis, y sus límites. 
Las autoridades extremeñas, cutres y recalcitrantes en su integrismo, siguen desoyendo nuestras reclamación de laicidad de las instituciones.
En el último trimestre se han permitido pronunciarse INSTITUCIONALMENTE desde la Asamblea de Extremadura y desde el Pleno de Cáceres, por la modificación de las froteras de la diócesis de Toledo que incluye a Guadalupe.  Y ahí los tenéis hace tres días pretendiendo que representan al “religioso”  pueblo cacereño, andas en manos.
 
Agradeceríamos ayuda para llevar el caso a las instancias judiciales oportunas.
 
 
Hay cosas que no han cambiado.
 
 
Que bochorno
 
 

A POR LA TERCERA

EL MOVIMIENTO CÍVICO CACEREÑO POR LA TERCERA REPÚBLICA CONVOCA:

EL DÍA 14 DE ABRIL EN CÁCERES –

17.00 HOMENAJE EN EL CEMENTERIO MUNICIPAL A LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO –

19.00 ACTO FESTIVO REIVINDICATIVO POR LA TERCERA REPÚBLICA EN EL BOMBO DE LA MÚSICA DE CÁNOVAS

Cáceres Laica se integra en el MOVIMIENTO CÍVICO CACEREÑO POR LA TERCERA REPÚBLICA

Porque :

NO QUEREMOS UNA REPÚBLICA CUALQUIERA

Queremos:

–         UNA REPÚBLICA LAICA

–         COMPROMETIDA CON LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

Y reivindicamos una vez más:

–         La separación de las iglesias y el Estado

–         La derogación de los acuerdos del 76 y del 79 con el Vaticano

–         La religión fuera del currículo escolar

–         Eliminación de símbolos religiosos en las instituciones

–         Eliminación de ceremonias religiosas institucionales

–         No financiar el adoctrinamiento religioso con dinero público

–         Acabar con los privilegios económicos, financieros, fiscales y culturales de las iglesias